Texto publicitario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2779 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
GUÍA GÉNERO NARRATIVO  |
Usando textos de este género, realizar actividades de comprensión lectora. |
EL GÉNERO NARRATIVO. Es uno de los  tres grandes géneros que existen, en donde el narrador nos cuenta  de manera bella un relato de sucesos  y nos presenta a los personajes que viven distintos acontecimientos en lugares y tiempos determinados.Dentro de este género encontramos diferentes tiposde textos:“Cuentos”, “leyendas”, “fábulas”, “novelas”. CUENTOS: Son narraciones o relatos breves de sucesos imaginados o inventados. Con los que podemos entretenernos y aprender. En ellos el mundo narrado gira en torno a un solo hecho o acontecimiento principal.En estos cuentos encontramos:Personaje principal, personajes secundarios, características físicas y psicológicas de lo s personajes,ambiente donde se desarrolla la historia. LEYENDAS: Las leyendas son un relato que ha sido contado en forma oral de generación en generación y que pasados muchos años a alguien se le ocurrió escribirlas.Este relato funde la realidad con la fantasía.Muchas veces estos relatos pretenden explicar fenómenos naturales. Por ejemplo cómo se formaron las lagunas, cerros, lluvia.En nuestro país una de laszonas más ricas en este tipo de narraciones es Chiloé. FABULAS: Las fábulas son relatos breves, en donde a los animales se les dan características humanas y además nos dejan una enseñanza que llamamos moraleja y que por lo general viene escrita al final del escrito. NOVELAS: La novela es una narración al igual que el cuento, pero más extensa y en donde se narra un mundo más complejo.Los personajes dela novela pueden ser muchos y no necesariamente se tienen que conocerse o interactuar todos entre sí.Hay novelas románticas, aventureras etc.  EL PADRE.( Olegario Lazo Baeza )     Un viejecito de barba blanca y larga, bigotes enrubiecidos por la nicotina, manta roja, zapatos de taco alto, sombrero de pita y un canasto al brazo, se acercaba, se alejaba y volvía tímidamente a la puerta del cuartel.Quiso interrogar al centinela, pero el soldado le cortó la palabra en la boca, con el grito:_ ¡Cabo de guardia!    El suboficial apareció de un salto en la puerta, como si hubiera estado en acecho.    Interrogado con la vista y con un movimiento de la cabeza hacia arriba, el desconocido habló:    _ ¿Estará mi hijo?    El cabo soltó la risa. El centinela permaneció impasible, frío como una estatuade sal.    _ El regimiento tiene trescientos hijos, falta saber el nombre del suyo_ repuso el oficial.    _ Manuel... Manuel Zapata, señor.    El cabo arrugó la frente y repitió, registrando su memoria.    _ ¿Manuel Zapata... ? ¿ Manuel Zapata...?    Y con tono seguro.    _ No conozco ningún soldado de ese nombre.    El paisano se irguió sobre las gruesas de sus zapatos, y sonriendoirónicamente.    _ ¡Pero si no es soldado! Mi hijo es oficial, oficial de línea.    El trompeta que desde el cuerpo de guardia oía la conversación, se acercó, codeó al cabo diciéndole por lo bajo:    _ Es el nuevo; el recién salido de la Escuela.    _ ¡Diablos! El que nos palabrea tanto...    El cabo envolvió al hombre en una mirada investigadora, y como lo encontró pobre, no se atrevió a invitarlo al casino deoficiales. Lo hizo pasar al cuerpo de guardia.    El viejecito se sentó sobre un banco de madera y dejó su canasto al lado, al alcance de su mano. Los soldados se acercaron, dirigiendo miradas curiosas al campesino e interesadas al canasto. Un canasto chico, cubierto con un pedazo de saco. Por debajo de la tapa de lona empezó a picotear, primero, y a asomar la cabeza después, una gallina de crestaroja y pico negro abierto por el calor.    Al verla, los soldados palmotearon y gritaron como niños:    __ ¡Cazuela! ¡Cazuela!    El paisano, nervioso por la idea de ver a su hijo, agitado por la vista de tantas armas, reía sin motivo y lanzaba atropelladamente sus pensamientos:    _ ¡Ja, ja, ja!... Sí. Cazuela..., pero para mi niño.    Y con su cara sombreada por una ráfaga de pesar,...
tracking img