Textos del antiguo egipto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 31 (7689 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CREENCIAS Y PRÁCTICAS RELIGIOSAS EN EL ANTIGUO EGIPTO

LAS CREENCIAS FUNERARIAS (I): LA REALEZA.

Por Francisco Vivas Fernández.

Pensaban los egipcios que la muerte física podía ser vencida por el hombre que había sido piadoso. La vida eterna podía ser alcanzada por el hombre que había actuado de manera justa en su vida. Diversos textos funerarios nos exponen esa creencia acerca del hombrey su trascendencia. Los antecedentes de estas creencias se remontarían a unos antiquísimos cultos y ritos, religiosos y de carácter funerario, que se habrían desarrollado en unos momentos en que los egipcios todavía no conocían, siquiera, la escritura con los que, posteriormente, les darían cuerpo por escrito.

Según los antiguos egipcios, el hombre que ha vivido de manera piadosa y que ha sidodeclarado “Justo de Voz” en el Juicio de los Muertos ante Osiris, gozará de una vida eterna en un paraíso en el que conocerá a los dioses. Pero para llegar hasta él, y predominar en él, necesitará de la eficacia de la magia para poder afrontar los inmensos peligros que le acecharán durante su viaje por la ultratumba hasta arribar al Reino Celeste. En un primer momento, solamente será el faraónquien goce del privilegio, no de ponerse ante los dioses en su nueva existencia, sino de equipararse directamente a ellos, como uno más. Para ello, dispondrá de textos mágicos plasmados en las paredes de su pirámide. Sin embargo, más adelante, los nobles también mandarán escribir textos similares en sus sarcófagos y, finalmente, serán muchos los egipcios que podrán llegar a disponer del conjunto defórmulas mágicas que se integran en el “Libro de los Muertos”.

Sin embargo, a pesar de la elevada noción que tenían los egipcios acerca de la trascendencia del hombre, lo cierto es que para que esa vida en el más allá se desarrollara de manera satisfactoria era necesario el mantenimiento del culto funerario al difunto en su tumba y, sobre todo, que se le aportaran ofrendas alimenticias queevitasen que el fallecido padeciera de hambre y de sed en el otro mundo. Y todos estos detalles los conocemos a través de estos Textos Funerarios. Como ejemplo, existen diversos conjuros en el “Libro de los Muertos” que ofrecen esa idea de intenso miedo a tener que llegar a comer, por pura necesidad, los propios excrementos; dice, así, el capítulo 51:

“¡Mi abominación es mi repugnancia! No comeré(lo que es) mi abominación; mi abominación son los excrementos y no los comeré; son las deyecciones y en ellas no pondré mi mano. ¡Que no las toque con mi mano! ¡Que nada me obligue a caminar por allí con mis sandalias!”.

Para garantizar la existencia de ofrendas los egipcios mandaban grabar las mismas en las paredes de las tumbas, junto con los textos necesarios, pensando que, gracias a lamagia, habrían de convertirse en alimentos reales de los que el difunto se aprovisionaría. Ante la posibilidad, por otro lado, de que el cuerpo momificado del difunto fuese destruido en la tumba, tanto por la existencia de momentos de crisis y tumultos como por la acción de los saqueadores, los egipcios, también atemorizados, mandaron construir lo que podríamos denominar “cuerpos de recambio”, esdecir estatuas en las que se reproducían los rasgos del difunto, que era igualmente representado en las pinturas y bajorrelieves de la tumba. Gracias al intenso poder mágico de los sacerdotes esos cuerpos de sustitución contribuían a mantener vivo al difunto en el Más Allá.

La magia egipcia impregnaba unas creencias funerarias que para el hombre moderno no serían más que aparentes supersticiones;sin embargo, detrás de todo este conjunto de creencias mágicas y funerarias (textos funerarios, ofrendas ideales de las tumbas, cuerpos de sustitución de los fallecidos, etc.) destaca en los ambientes más espirituales e iniciados del antiguo Egipto la alta idea que se llegó a alcanzar por los pensadores egipcios acerca de Dios y de la naturaleza espiritual del ser humano. El hombre, y más...
tracking img