Textos narrativos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1820 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA LLORONA
De los campos a las ciudades emigran muchas jovencitas en busca de su sueño, de estudios y de tener mejores trajes y dinero para ayudar a sus familias.Esta como muchas llegó a la ciudad y se empleo en casa de ricos, enamorándose de su hijo el cual cruelmente la dejó embarazada y luego la despidió de su trabajo.No habiendo más que hacer, se devolvió a su casa escondiendo su hijo bajosu delantal, lo cual no logró por mucho tiempo, su familia, apegada al cristianismo, comenzó a decirle su error a todas horas, creándole gran angustia.Una noche bajo un gran aguacero corrió hacia el río y pariéndolo lo lanzó a la corriente, al ver lo que había hecho se lanzó detrás del niño gritando y llorando.Todavía en las noches de luna después de una creciente se oye el llanto de esta mujer,y se puede verle tras el rayo de luna en el agua del río, tratando de alcanzar a su hijo.Dicen que el señor en su gran misericordia tendrá compasión de ella y que algún día lo alcanzará, volverá a la vida y será un gran hombre revolucionario de la sociedad.
La leyenda de los volcanes
Había una vez un emperador que tenía una hija llamada Iztaccíhuatl, la cual se enamoró de Popocatépetl, unjoven guerreo, valiente, inteligente y valeroso. El emperador veía con agrado el matrimonio de su hija. Cuando Iztaccíhuatl y Popocatépetl iban a celebrar su boda, los ejércitos declararon guerra al imperio, el emperador reunió a sus guerreros y confió a Popocatépetl la misión de dirigirlo en los combates. Popocatépetl fue a la guerra tras varios meses de combate logró vencer al enemigo, antes deque el emperador supiera de la victoria, unos guerreros envidiosos informaron que Popocatépetl había muerto en combate. Iztaccíhuatl escuchó la noticia falsa y lloró amargamente. Dejó de comer y cayó en un sueño profundo, sin que nadie la lograra despertar. Cuando Popocatépetl regresó victorioso supo lo que había sucedido y buscó a Iztaccíhuatl, la cargó en sus brazos, tomó una antorcha ysalió del palacio y nadie volvió a verlos. Después de varios días, todas las personas del valle de México se asombraron al ver dos montañas muy altas que habían surgido de la tierra y lanzaban llamas hacia el cielo. Se trataba de dos volcanes.Cuando el emperador los vio dijo a su pueblo: “Iztaccíhuatl y Popocatépetl murieron de tristeza porque no podían vivir el uno sin el otro. El amor los hatrasformado en volcanes y su corazón fiel arderá como una flama para siempre”.

El origen del fuego
Érase la historia de un hornero muy trabajador, al que la sonrisa siempre le venía fácil. Además, era un buen negociante: construía su casa, vivía un tiempo allí y luego la vendía.Por su naturaleza jocosa, otros animales le tenían cierto recelo. Hacían fiestas en los bosques y no invitaban alhornero porque creían que se iba a reir de ellos. Así, se juntaban la tortuga, el quirquincho, el avestruz, el ñandú, el conejo, el cuy y la araña y preparaban sus meriendas en compañía de Itoj Pajla llamado el Hombre de Fuego pues en ese entonces era el único que sabía cómo producirlo.Un día, el hornero les alcanzó en su viaje. A regañadientes, aceptaron que les acompañara, pero le pidieron que nose fuera a reír del Hombre de Fuego porque no era de muy buen carácter.Al llegar, el Itoj Pajla estaba sentado y a cada uno de los animales les pasaba la olla con comida. Él las ponía sobre una de sus rodillas, haciendo que el agua hierva instantáneamente.El hornero estaba alrededor del Hombre de Fuego, junto a los otros animales. Sus compañeros, temerosos por su risa, estaban quietos y callados.El avestruz acomodó sus alas temerosamente y el hornero sufrió para cumplir su promesa.Un gran silencio cayó sobre el lugar cuando el Hombre de Fuego se acercó a servir la comida al hornero. Arrodillóse ante él y puso la olla en su rodilla. El hornero vio que su cuerpo estaba enteramente en llamas y cuando llegó a los testículos, no pudo contener la risa.- ¿Quién se ríe de mi? – inquirió...
tracking img