The corporation

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (807 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 25 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
August era un niño que vivía en Londres, y desde muy pequeño el sabia que era diferente a los otros niños, pues tenia una rara fascinación por la noche, no solo porque la luz del sol le hacia muchodaño sino porque le encantaba la luna, también su tez extremadamente blanca lo diferenciaba de los demás, sin embargo sus padres eran personas normales pero ellos también veían en el algo diferente,esta historia nos llevara al interior de aquel niño y como conoció su pasado, su presente y su futuro al conocerse a si mismo.

Al crecer, la luz del sol se convirtió en algo totalmente insoportablepara el, así que solo podía salir en la noche, también descubrió algo que lo intimaba y lo preocupaba, cada vez que se acercaba a alguien sentía una terrible necesitad de probar su sangre. Por todoesto empezó a alejarse de los demás, fue a vivir solo y cada vez salía menos, y tenia menos contacto con sus padres, quienes también se sentían muy preocupados. August decidió internarse en una clínicade reposo, para enfermos mentales. Y allí debía estar amarrado todo el tiempo.

Una noche por su ventana entro un hombre vestido todo de negro, era igual de pálido a August, y lo uno que resaltaba laoscura habitación aparte de sus brillantes ojos, era una cruz que llevaba en el pecho, el hombre esa noche no le dijo nada, solo se quedo mirándolo por una segundos y luego salio por la mismaventana, August llego a pensar que esto había sido parte de su avanzada locura, pero muy en el fondo el sabia que no estaba loco. Después de esta noche, aquel extraño hombre, se aparecía todas las noches,solo que nunca pronunciaba ni una sola palabra. Hasta que una noche, se decidió, por fin a hablar. Al comienzo solo tartamudeaba, en su intento por decir algo, a duras penas sabía que tenía que decir,pero se notaba que sus ideas no estaban muy ordenadas, pues empezaba a decir algo y luego lo cambiaba. Después de un rato de silencio, y de mucho pensarlo, el hombre, empezó diciendo:

- Tú y...
tracking img