The moonstone

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1653 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPÍTULO 1 The History OfOff The Diamond (La Historia del Diamante)Hace unos cuántos siglos había un diamante inmenso y amarillo al frente de un dios indio, en un templo hindú a la ciudad de Somnauth. Este diamante era denominado la piedra lunar por su color y la #superstició. Tres sacerdotes indios hindúes guardaron el dios en el castillo Brahmin. El dios apareció en sus sueños y los decía quela piedra unar había de estar vigilada por tres sacerdotes todo el día y la noche hasta la eternidad y que si alguien le ponía las manos, él y su familia sufrirían muy. Por lo tanto, generación rere generación siempre había tres Brahmins vigilando la piedra A principios de siglo XVIII los soldados ingleses empezaron a atacar a los templos
hindúes. En una batalla, la piedra lunar fue cogida por unoficial que poco después murió. El Sultan de Seringapatam cogió el diamante y lo puso en el mango de su puñal. El año 1799 los ingleses decidieron atacar Seringapatam. Los soldados y el oficial Colonel John Herncastle no se tomaron seriamente la historia de la piedra lunar, y la noche antes del ataque, en Herncastle dijo que si ganaba la batalla traería el
diamante a su dedo. El primer día debatalla, a mediodía, uno de los oficiales ingleses encontró una puerta abierta y, adentro, los cuerpos de dos indios y un tercer hombre
que caía porque estaba herido. había en Herncastle con el puñal lleno de sangre a la mano y el oficial (que era su primo) creyó que él había apuñalado a los tres indios que
guardaban la piedra lunar. Antes de morir, el tercer hombre indio le dijo que la piedralunar lo castigaría a él y a su familia. El día siguiente por la mañana, en Herncastle
fue con su primo a decir-le buenos días y dar-le la mano, pero el primo dudaba de si dar-le y decidió pedir qué querían decir las palabras del indio. Herncastle le contestó
que el hombre había muerto por la herida y que no sabía qué quería decir lo de la piedra. Entonces su primo le dio la espalda y novolvió a hablar nunca jamás.
CAPÍTULO 2
The Verinder Hombre El Colonel Herncastle tenía un hermano que se decía Lord Herncastle y vivía con su esposa y sus tres hijas en una gran casa (con varios sirvientes)
a Yorkshire -Inglaterra. Gabriel Betteredge, su jardinero, trabajaba por él desde que tenía 15 años hasta que su hija Julia se casó con en Lord Verinder y en Betteredge pasó
a ser susirviente. Justo cinco años después de que se casaran, la esposa de en Betteredge murió y él se quedó sol con su hija Penelope. A la cabeza de poco tiempo, el marido de Julia también murió y ella quedó-se con su hija Rachel. Entonces Julia se ofreció amablemente de cuidar de la Penelope como si fuera hija suya. Rosanna Sperman había sido una ladrona, pero pasó cuatro años en un reformatorio dónde laayudaron a empezar una nueva vida tras ser encarcelada. Julia decidió dar-le una oportunidad y la contrató como su segunda mujer de hacer trabajos con las mismas condiciones que los otras trabajadores. Sólo habló del pasado de la Rosanna con la Penelope y en Betteredge. De todas maneras, ella era poco agraciada porque tenía una
estropea más grande que la otra y no hacía amigos con el resto de lossirvientes -a excepción de la Penelope- por esto siempre leía o trabajaba en su tiempo libre mientras los otras hablaban o dormían. Una tarde, Julia visitó en Betteredge a su caseta y le dijo que él había trabajado por su familia mucho tiempo y por esto le gustaría que dejara de hacer de jardinero por trabajar como administrador. Él intentó decir-le que ya era suficiente su trabajo, pero Júlia lopersuadió, lo sobornó regalando-le el chaleco que traía y lo dejó porque pensara sobre la oferta. Él estaba confuso, pero decidió aceptar. El libro preferido de en Betteredge era Robinson Crusoe, por esto lo cogió, lo abrió aleatoriamente y se puso a leer. A la cabeza de 5' encontró una frase donde ponía hoy
estimamos el que mañana odiaremos y se sintió muy identificado. Una mañana, Julia lo...
tracking img