Tiempos de guerra y paz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4892 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
CONTROL DE LECTURA SOBRE EL LIBRO “TIEMPOS DE GUERRA Y PAZ”.

AUTOR: JUAN JOSÉ BREMER.

Ésta magistral obra estudia cada uno de los tratados, además implica la historia que precedió y siguió a cada uno de ellos. Ésta es, una brillante historia de la modernidad. La realidad es que es nuestra modernidad sólo si la conocemos.

LA PAZ DE WESTFALIA.

Es como una catedral de la que muchoshablan y pocos visitan. Por ello, la mejor manera para comprender la complejidad de este proceso de pacificación es adentrándose a la guerra que le precedió.

La Guerra de Treinta Años ha sido explorada por centenares de historiadores. Estas visiones de los historiadores nos ofrecen una perspectiva sobre las consecuencias del proceso de paz.

En el siglo XVII, alcanzaron un mayor grado deevolución que había estado en gestación en las ciencias, las artes, la política y la filosofía. En la ruptura del orden establecido por un conflicto tan prolongado, estas fuerzas encontraron posibilidades de crecer y expresarse con mayor fuerza. Durante las décadas siguientes, estas nuevas tendencias se harán más evidentes en el desarrollo del conocimiento y en la transformación de los hábitos de vida. LaGuerra de Treinta Años y la Paz de Westfalia deben verse en el contexto de éste proceso de crecimiento y contradicción.

Hubo progresos del pensamiento político en el surgimiento de los Estados europeos, que estuvo asociado al destino de las casas reales. Después de un largo periodo de luchas por los beneficios medievales de los varones, a mediados del siglo XVI , lo que asombra es elcrecimiento del poder monárquico, un regreso al centralismo político que dio paso a los Estados nacionales. Con Luis XI en Francia, Enrique VIII en Inglaterra y Fernando e Isabel en España, los nobles alcanzan una fuerza y un prestigio que nunca poseyeron, y que se desarrollará con sus sucesores.

Los agudos conflictos de poder se reflejaron en el pensamiento político que dio un notable salto a comienzosde siglo XVI con la obra de Nicolás Maquiavelo: el término Estado (lo stato) comenzó a utilizarse. En 1576, la publicación de los Seis libros sobre el Estado, de Juan Bodino, continuó abonando esta evolución, particularmente con sus ideas de un gobierno fuerte que hiciera posible la seguridad y bienestar de los ciudadanos, y su concepto de la soberanía como “el poder absoluto y perpetuo delEstado”. En los tiempos de Westfalia, Thomas Hobbes ocupó un lugar tan importante como el que tuvieron estos dos pensadores y, en 1651, publicó Leviatán, en donde explora con un enfoque moderno muchos de los temas centrales de la teoría del Estado y el concepto de soberanía.

Hubo tres grandes hechos, que fueron causas de la guerra, donde sacudieron en sus cimientos al orden establecido:

1. Losconflictos del emperador del Sacro Imperio Romano Germánico con los príncipes alemanes y la nobleza protestante de Bohemia.

2. El frágil arreglo del cisma religioso, entre católicos y protestantes, y la irrupción del calvinismo.

3. Las ambiciones territoriales y las rivalidades de los Habsburgo de España y Austria con los Borbones de Francia.




Cien años antes del estallido dela guerra, tuvo lugar, en el fraccionado espacio germánico, una profunda escisión religiosa encabezada por Martín Lutero su desafío tenía antecedentes en previos intentos por renovar al catolicismo. Lutero buscaba la reforma de la iglesia, no la secesión, y se enfrentó a la autoridad papal cuando su interpretación de la doctrina y sus propuestas fueron rechazadas.

En la antigua Worms, Luteropresentó a Carlos V las razones que apoyaban su propuesta por las desviaciones de la Iglesia de Roma y concluyó su alegato ante los concejeros y los oficiales de la corte con la misma firmeza con que había fijado sus posiciones en las puertas de la Catedral de Wittemberg: “Mientras no se me rebata por medio de la Sagrada Escritura o la clara razón, no puedo ni quiero retractarme, ya que obrar...
tracking img