Tin tan

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1567 palabras )
  • Descarga(s) : 13
  • Publicado : 9 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto


1 de abril de 2008

pachuco como

El

La gaceta

La gaceta

1 de abril de 2008



3

Silvia Pinal y Tin Tán, en la película de 1949, El rey del barrio. Foto: Archivo

outsider
A
Víctor Manuel Pazarín

DoBlaJeS
Fueron varios los doblajes que Tin Tán hizo para Disney, y que son hoy iconos por su rareza y ejecución. Destacan el inolvidable Baloo en la película Libro dela selva (1967), y el gato Tomas O´Malley en Los aristogatos (1970). Son menos conocidos el Sr. Smee, en Peter Pan (1953) y el narrador del corto el Jinete sin cabeza (1958).

La pluma en el sombrero, el saco enorme, la cadena colgando y el pantalón bombacho. Actor y cantante, se transformó sin saberlo en uno de los primeros iconos globalizados. No por nada fue el único latinoamericano invitado ala portada del disco Sgt. Pepper Lonely Hearts Club Band, de Los Beatles. Siempre desmadroso, pícaro y hasta marihuano. Atacado por Vasconcelos y defendido por Salvador Novo, incluso le dio un perfil marginal a un oso de Disney. Es Tin Tán… el eterno rey del barrio
en mayo de 1968 a Salgado Herrera—. Jorge conoció en Ecuador, su tierra, a un cómico paisano suyo que era tan malo como él solo, yconsiderándome tan malo como aquél, así me llamó”. Versátil, locuaz, pícaro y dotado de una extraordinaria y singular voz de cantante, además de ser un fabuloso bailarín, Germán Valdés Tin Tán, trabajó en al menos 110 películas que casi todo mundo ha visto (si no todas, sí muchas) en la televisión. Nadie de mi generación, o de las nuevas camadas de cinéfilos, podemos imaginar el revuelo que Tin Tánprovocó en aquellas viejas salas de cine; y menos tenemos noción de la hilaridad que en compañía de su carnal Marcelo, pudo haber incitado en la gente durante sus presentaciones en teatros y carpas del país; solamente el público de hoy logra —en muchos casos— saber del pegue y entusiasmo que invoca ver alguna película, o escuchar las canciones que en su momento sonaron en las radios mexicanas, yactualmente se pueden disfrutar en ediciones especiales de discos.

La sombra del pachuco
El cine nacional ofrece la noción de que Tin Tán no fue el único pachuco de la pantalla grande, puesto que al panzón Soto, a Resortes e incluso a Clavillazo, se les puede considerar también dentro de la onda pachuca; sin embargo, alguna vez el propio Germán Valdés declaró: “…a mí me tocó traer el verdaderoestilo de hablar, el ropaje verdadero, la cadena para las llaves, la pluma en el sombrero, los pantalones bombachos, el saco grande…” Verdadero o falso el punto, es Octavio Paz, en su libro de ensayos El laberinto de la soledad (Cuadernos Americanos, 1950), quien refiere el significado, la esencia y trascendencia de la manifestación de los pachucos, que a él le tocó ver en la ciudad de LosÁngeles, en la primera mitad del siglo XX. “El ‘pachuco’ no quiere volver a su origen mexicano; tampoco —al menos en apariencia— desea fundirse en la vida norteamericana. Todo en él es impulso que se niega a sí mismo, nudo de contradicciones, enigma. Y el primer enigma es su nombre mismo: ‘pachuco’, vocablo de incierta filiación que no dice nada y dice todo ¡Extraña palabra, que no tiene significadopreciso o que, más exactamente, está cargada, como todas las creaciones populares, de una pluralidad de significados! Queramos o no, estos seres son mexicanos, uno de los extremos a que puede llegar el mexicano.” De alguna manera, el actor, cómico, bailarín y cantante, demuestra que su origen proviene de una vaga noción de ser mexicano, pero que contrario a los “pachucos” de Los Ángeles que pudo verOctavio Paz, Tin Tán (su personaje y su persona) se revelan como

lguna vez el propio Tin Tán reveló en una entrevista con Antonio Salgado Herrera, el origen de su apodo, puesto que el cómico no nació con el sobrenombre que le hiciera famoso, sino como Topillo Topas, en el teatro Iris, de la ciudad de México, en 1943. (Algunos historiadores de la farándula indican que, ese mismo día y en el...
tracking img