Tips ambientalistas actuales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1083 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sudamérica, hogar de más de 40,000 delfines de río
El buen estado de salud de las cuencas del Orinoco y el Amazonas puede verse afectado por proyectos de desarrollo en la región.

©Fernando Trujillo
Una canoa repleta de biólogos marinos se desplaza lentamente por un angosto tributario del Amazonas. A lado y lado las frondosas copas de los árboles emergen a más de cinco metros de profundidad,es la selva inundada. Diez minutos más tarde se vislumbra una inmensa laguna de aguas negras, es la laguna Cocará, ubicada en el lado peruano del río Putumayo.  De repente, un delfín rosado salta rápidamente y en fracciones de segundo vuelve a desaparecer debajo del agua.
Esta es la onceava expedición para estimar la abundancia de delfines de río en Sudamérica. El pasado dos de junio zarpó desdePuerto Leguízamo  el equipo científico de la Fundación Omacha para contar delfines en la zona trifronteriza del alto río Putumayo –una área de vital importancia dentro del Bioma Amazónico–, con el fin de evaluar qué tan sana está la población y determinar el estado de sus hábitats. 
Los delfines de río son una especie sombrilla, su presencia indica que el estado del agua y de las demás especieses saludable. “Cuando los ríos se deterioran los primeros en desaparecer son los delfines”, afirma Saulo Usma, Coordinador de Agua Dulce del Programa Regional de WWF Amazonas Norte & Chocó-Darién.
Un proyecto de gran envergadura
Desde el 2006 la Fundación Omacha, con el apoyo de WWF, ha recorrido más de  4200 Km.. en 12 de los ríos más importantes de Sudamérica. En estos cuatro años se hanregistrado más de 4000 conteos directos de delfines en las cuencas del Orinoco y el Amazonas, donde se pueden encontrar tres especies: el gris (Sotalia fluviatilis), y los rosados (Inia geoffrensis e Inia boliviensis), este último endémico de Bolivia.
En total se estiman 40,000 delfines de río en toda la región, y aunque es una cifra que indica que es una población sana y abundante, los delfinesestán ahora más amenazados que nunca. La deforestación, la contaminación de las aguas con mercurio debido a la actividad minera, la sobrepesca, el uso del delfín como carnada y los proyectos de infraestructura, son las principales amenazas que tienen en peligro a estas especies.
Hace cuatro años no existía información suficiente sobre la cantidad y la situación en la que se encontraban losdelfines de río en las cuencas del Orinoco y el Amazonas, dos de los reservorios de agua dulce más grandes del planeta; tampoco había un método estandarizado de conteo y sistematización de la información.
Los científicos, así como varias organizaciones ambientales, convencidos de la necesidad de persuadir a los gobiernos sobre la inminencia de preservar este par de cuencas y sus especies, decidieronemprender un proyecto de gran envergadura: recorrer los ríos más  importantes de Sudamérica en países como Colombia, Venezuela, Bolivia, Perú, Ecuador y segmentos de Brasil, para saber finalmente cuántos delfines de río habitan aquí, cuál es su estado de salud y aplicar una estrategia de conservación a largo plazo.
El “censo” de delfines de río es el “hijo” de Fernando Trujillo, Director Científicode la Fundación Omacha. Fernando, apoyándose en el método de  conteo y extrapolación de información de la Universidad de St. Andrews, Escocia, ha liderado las once expediciones realizadas hasta ahora. Un estudio similar ha sido aplicado en Asia donde también habitan estos mamíferos acuáticos; pero en lugares como el Yangtze en China, los delfines han desaparecido.
Contar delfines tiene sucienciaContar delfines es una labor sencilla pero tiene su ciencia. Hay una metodología detrás de esto con fórmulas matemáticas que calculan la velocidad de los delfines y de la embarcación, así como la distancia con la orilla, por donde los cardúmenes y sus perseguidores, los delfines, van.
El grupo de investigadores se divide en dos. Un equipo se sitúa en la proa y el otro va a la popa. Ambos...
tracking img