Tirania de los valores carl schmitt

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2196 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA- TIRANÍA
CONSIDERACIÓN PRELIMINAR

DE LOS VALORES

Todavía se recordará hoy en el ámbito intelectual europeo la honda impresión que causó, el año 1923, el ensayo de Ortega, y Gasset sobre la filosofía de valores. El trabajo se titulaba ¿Qué son los valores?? y £ué publicado* en el primer número de la «Revista de Occidente», en octubre de 1923* Ortega estaba entonces profundamenteimpresionado por el libro de Max Scheíer Der Formalismus vn der Eíhik (1913). Calificó el libro de Scheler como «uno de los libros formidables que ha engendrado ya el siglo XX». La fuerte res©' manda que la filosofía de valores de Scheler había encontrado se intensificó considerablemente gracias al prestigio de Ortega. ¿Qué fue, en definitiva, lo que provocó el entusiasmo desbordado del filósofo español?Era la satisfacción, incluso el sentimiento de, salvación, que experimentó al recibir la nueva de que existen no solamente cosas sino también valores y que «el conocimiento de los valores es absoluto y casi (sic) matemático». Gracias a la filosofía de valores, no solamente matemática, física y química, sino también otras disciplinas, como ética, estética y jurisprudencia, podrían conseguirconocimientos de una seguridad absoluta y matemática •o, por lo menos, casi-matemática. Tal era la gran novedad, la buena nueva de la filosofía de valores. Ortega opina que la doctrina de valores de Rickert y Windelband, filósofos neokantianos de la escuela del suroeste alemán, no es interesante; la verdadera y auténtica filosofía de valores, según él, comienza con A. Meiníng y recibe su seguridadincontestable por la fenomenología de Eduard Husserl y Max Scheler. Hoy día ya no se le da tanta importancia a las divergencias deios neokantianos, sobre todo porque toda la filosofía de valores ha sido supelada por Heídegger, filósofo procedente del campo de la fenomenología. Hemos de tener ocasión de ver también aquí que Max Weber, al cual se sueleí encuadrar entre los neokantianos —justificada oinjustificadamente—, sigue teniendo razón frente a las pretensiones de una llamada doctrina objetiva de valores. 65

CARL SCHMITT

Se puede observar, por lo demás, que hoy día la invocación de valores, y preferentemente de valores supremos, parece formar parte del vocabulario ge* neral del mundo entero. En las publicaciones científicas y de divulgación científica pululan los valores. Losperiodistas de cualquier tendencia le tienen cariño a este término; y es lógico que los oradores políticos no se priven de semejante slogan. No es exclusivo del Vocabulario de Hitler. el cual aludió con frecuencia e insistencia al «valor» (i). Aquí no hará falta documentado más detalladamente. Nos limitamos a indicar el problema derivado de la po* pularidad y promiscuidad inmensa de los «valores». Porotra parte, hay que tener en cuenta la dificultad lingüística del tema,, que puede conducir a malentendidos en la discusión internacional. La palabra Wert, en alemán, no tiene exactamente el mismo sentido que la palabra valm en latín y en los idiomas románicos derivados de! latín, especialmente en el castellano. En estos idiomas, valor guardó el contacto con significados como fuerza y virtud,mientras que Wert, en alemán, tiende a relaciones económi' es. Ya he aludido a esta dificultad lingüística en mi trabajo Der Gegensatz von Gemeinschaft und Gesellschaft ais Beispiel einer gweigliedrigen Unterscheidung. Betmchtungen Zur Struktur und ¿um Schicksal solcher Aníithesen («Estudios jurídico.-sociales en homenaje al profesor Luis Legaz Lacambra» [Santiago de Compostela, 1960], p. 177/8), y mepermito insistir nuevamente. Verdad es que también en los idiomas románicos emerge con frecuencia la relación eco' nómica. Ya en la Tragicomedia de Calixto y Melibea, la Celestina, hacia el año 1500, en el acto octavo, se dices Tanto valen cuanto cuestan. También en torno a valor se revela la doble naturaleza del idioma inglés, que dispone siempre de un fondo lingüístico germánico y latino. En el...
tracking img