Tlön, uqbar, orbis tertius

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2532 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Si para entender un texto es necesario analizar el título del mismo, en tanto que suele encerrar el contenido de la obra, en un texto borgiano es de vital importancia reparar en las primeras líneas con las que inaugura sus brillantes productos literarios, pues en ellas suele aparecer las claves o piedras angulares en torno a las cuales girará todo el relato. Como bien dijo Roland Barthes, lahistoria de un escritor es a la vez la historia de una serie de temas y sus múltiples posibilidades, razón por la cual es lícito afirmar que en Jorge Luis Borges tenemos dos rasgos distintivos: por un lado, el laberinto y por otro su reflejo antagónico: el espejo. Estos dos temas se repiten hasta la saciedad en el autor argentino, siendo ambos conceptos rasgos definitorios de su propia escritura, yaque ambos términos, el laberinto y el espejo adquieren un fuerte carácter metaliterario. Ahora bien, antes de adentrarnos en estas cuestiones, a partir de las cuales podría quedar desmontado todo el texto, conviene contextualizar el relato que nos ocupa para poder llevar a cabo una mejor exégesis de unos de los cuentos, según la crítica, más crípticos – si no el que más – que ha nacido de la plumaborgeana.
En rigor, este texto se encuentra incluido dentro de Ficciones, libro que nace a partir de la fusión de Jardín de senderos que se bifurcan (1941) y Artificios. El primero de los títulos que conforman Ficciones encierra un fuerte carácter metaliterario, ya que se trata de una metáfora de la lectura. En efecto, un texto se puede, cuando menos, bifurcar en varios sentidos, o, como decíaBorges, se puede leer como una mera ficción o como otra cosa. Aquellos lectores que no se queden en los superfluo y superen la barrera que divide el estadio de la ficción del verdadero sentido que guarda el texto (muchas veces, oculto de manera palimpséstica), serán los que verdaderamente conocerán las inquietudes de Borges y cuál es la intención que se esconde tras sus breves textos, sin dejar deser por este mismo carácter de brevedad, relatos densos y riquísimos en lo que al contenido se refiere.
Siguiendo con esta introducción, es ineludible a la hora de hablar de Borges el hecho de mencionar su interés por la metaliteratura, entendida como referencias literarias, reflexiones sobre ellas, reflexiones sobre la creación literaria, autorreferencias, utilización del yo como personajeliterario, etcétera. Dicho de otra forma, las entradas metaliterarias deben plantearse como elementos que remiten a concepciones profundas de qué es la literatura y cuál es su función; qué papel realiza el hacedor y qué relaciones se establece entre él y el propio texto, y por ende, entre el autor y el conjunto global de la historia cultura y literaria. En el caso de Tlön, Uqbar, Orbis Tertius, esteafán por explicar el hecho literario se eleva a su máxima potencia,

siendo en este relato ese otro sentido, esa otra interpretación que va más allá de la ficción de la que hablaba Borges una verdadera declaración de intenciones, un verdadero manifiesto de lo que supone engendrar un texto literario, equiparándolo a la creación del mundo por parte de un . Ahora bien, Borges no fue el primero enreflexionar acerca de estas cuestiones; es larga la tradición que ha meditado acerca de la literatura dentro de una misma obra literaria, sirva de ejemplo El Quijote, libro al cual añade Borges otro nivel de metaficción en cuentos como Pierre Menard, autor del Quijote, o El problema, lecturas ambas de la novela cervantina. En cambio, el precedente más cercano, tanto en el tiempo como en el espacio,es el Creaccionismo de Huidobro, en cuyo manifiesto inicial hallamos una coincidencia bastante importante con respecto al texto que nos ocupa, ya que tanto Borges como el chileno, se empeñan en romper con la realidad visible para crear una nueva realidad que tenga sentido por sí misma. En este sentido, Huidobro decía en su manifiesto: , trascendiendo así la figura del autor a la categoría de...
tracking img