Todo venenezuela

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 49 (12197 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
HISTORIA AGRARIA. 31 • Diciembre 2003 • pp. I II -139 • © SEHA

F iscalidad y revueltas populares en Castilla y León durante el bienio

progresista, 1854-1856
Javier Moreno Lázaro

1. INTRODUCCiÓN
A lo largo del Bienio Progresista una oleada de conflictividad social que el Gobierno de Espartero no pudo atajar se extendió por todo el país. Un recuento moderado y tentativo arrojaría más de200 motines, algaradas callejeras y asonadas en los que perdieron la vida varias decenas de personas. Las protestas sociales en nuestro país en este apasionante período tienen el encanto de su excepcionalidad. España, el país de la revolution manquée, devino en el fugaz adalid de la lucha popular cuando en los países de Europa occidental, embarcados en una costosa y sangrienta guerra en Rusia,reinaba la calma. Los cónsules extranjeros alertaban a sus Gobiernos sobre los riesgos de contagio de estas insurrecciones a los países vecinos, cuando aquí la Revolución de 1848 pasó de soslayo (Moliner, 1991). El incremento de los tributos directos y la recaudación del odiado impuesto de Consumos y de Derechos de Puertas originaron esta inopinada agitación social en España que la carestía de losalimentos, a causa de su exportación a los países contendientes en la guerra de Crimea, azuzó. Las más de las veces, los amotinados emprendieron sus violentas acciones por culpa de los impuestos; los fielatos y los recaudadores fueron las primeras víctimas de su ira.
Fecha de recepción del original: Mayo de 2003. Versión definitiva: Octubre de 2003 . • Javier Moreno Lázaro es Profesor Titular deHistoria e Instituciones Económicas. Direcciónpara correspondencia: Departamento de Historia e Instituciones Económicas. Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales. Universidad de Valladolid. Ada. Valle de Esgueva, 6. 47011 Valladolid. E-mail: jmoreno@eco.uva.es

111

Javier Moreno Lázaro

En este trabajo me propongo describir las medidas de política tributaria que suscitaron tal rechazoen los contribuyentes, muy particularmente en lo que se refiere a los Consumos, y detallar las formas de protesta popular ante el incremento de la presión fiscal en Castilla y León, la región, por extraño que parezca', más convulsa.

2. LOS DICHOSOS CONSUMOS
La reforma de la Hacienda de Mon y Santillán de 1845 contempló, al margen del de las conocidas exacciones directas, el establecimiento dedos impuestos indirectos sobre el comercio interior, el de Consumos y los Derechos de Puertas. En realidad, ambos eran herederos de viejas figuras tributarias, las alcabalas y cientos y millones, entre ellas (Comín, 1985:72 y 1988:1:145). Al primero estaba sujeta la introducción de mercancías en los pueblos, y al segundo en las ciudades y puertos habilitados. Describo en los párrafos que siguen,muy a grandes rasgos, las condiciones en que eran recaudados estos tributos? La Hacienda y los Ayuntamientos, con la mediación de las Diputaciones, fijaban la cantidad anual que habría de obtenerse en cada localidad mediante impuestos específicos sobre productos, casi todos ellos de primera necesidad y de demanda muy inelástica: vino, sidra, chacolí, cerveza, aguardiente, aceite, licores, carnesvivas y jabón, en los pueblos, y más de un centenar de mercancías, no todas ellas alimenticias, en el caso de las capitales. La Hacienda arbitró fórmulas alternativas para que los municipios cumpliesen con sus obligaciones tributarias sin cercenar las rentas de los menesterosos, los más dañados por este impuesto. Los pueblos, en este sentido, lo tenían algo más fácil. Aquellos cuya población fueseinicialmente (la normativa sufrió cambios muy frecuentes desde 1845) inferior a los 2.000 vecinos podían percibir esta suma con la cesión en régimen de monopolio de la venta de alguna de las mercancías mencionadas, lo que tenía evidentes efectos inflacionarios. Los Ayuntamientos de todos los municipios, capitalinos o no, estaban facultados a cubrir el cupo mediante el cobro de un impuesto...
tracking img