Todo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5985 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 3 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ABORTO

I.- INTRODUCCIÓN

El tema elegido para desarrollar en este trabajo es el del delito de aborto. El tema es de una importancia trascendental, ya que la vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde su concepción. Desde el momento de su existencia, al ser humano se le deben reconocer sus derechos de persona, entre los cuales está el derecho de todo ser humanoa la vida.
El derecho a la vida, como derecho personalisimo que es, pertenece a la persona por su sola condición humana. Es un derecho esencial e innato que corresponde a la persona desde su origen, lo cual biológicamente ocurre a partir del momento de la concepción.
Por lo delicado del tema se encuentran distintos criterios al respecto.
- El tema del aborto provocado interesa en lamedida en que constituye, según los criterios tradicionales, un gravísimo atentado contra el derecho a la vida de las personas. Para ello se sostiene que el embrión o feto tiene vida desde el momento de la concepción y, por lo tanto, el aborto es un atentado contra el bien personalismo de la vida de aquellos.
- Pero hoy en día, numerosos países admiten el aborto en forma libre. Para ello se aduceque la mujer embarazada tiene el derecho a disponer libremente de sí y del producto de la gestación, el cual es parte de ella misma. La vida del embrión o feto es una vida que no alcanza a la de un ser humano.

Evolución histórica: Los pueblos primitivos y, posteriormente, la india y Egipto acordaban derecho patriarcal absoluto, y los padres podrían vender o matar a sus hijos, aun antes denacer. En el éxodo, la pena del que lo causare quedaba librada al derecho del marido con su consiguiente talión. En Grecia, Sócrates abogaba porque el aborto fuera un derecho materno, voluntad de la madre. Aristóteles en su Política lo deja librado a la voluntad de la madre, salvo razones de estado: creía que debía permitirse cuando hubiera muchos ciudadanos, cuando hubiere muchos hijos, cuando elfeto fuere todavía no animado (sin alma) y cuando no se contravinieren disposiciones del magistrado. Hipócrates negaba el derecho al aborto, no se debía hacer en feto animado; comentó los riesgos de los medios abortivos (venenos y pesarios) y lo incluyo en su juramento como cosa que no se debía hacer. Cicerón introduce un concepto económico, pues pena el aborto cuando sirve o sirvió para percibirherencia.
Entre los romanos se consideró al feto como portio viscerum matris. Se penaba si la mujer era casada y lo realizaba sin autorización del marido y mediante pocula abortionis (venenos). El castigo era confiscación o destierro. Si se realizaba por soborno del heredero, para percibir la herencia que por vía colateral se le deriva, la pena era la de muerte. En cambio, si el esposo lohabía ordenado, la pena o la impunidad dependía de los motivos. La ley visigoda imponía hasta la muerte o la ceguera, y la ley bávara, la pena de muerte o multa. Ya en 1556, para la época de Enrique II, sus leyes imponían igual trato que al homicidio y a la ocultación del embarazo. En 1588 la constitución o bula Efraenatum de Sixto se consideraba animado al feto a los 40 días si era hombre y a los 80días si era mujer, y su expulsión la denominaba "abortationes"; si no era animado (inanimado) la denominaba "efluctiones". En ambos casos era penado como homicidio para los irregulares, sin privilegio, inhábiles y clérigos depuestos: para otras personas podía bastar la penitencia. Gregorio XIV, en sedes apostólicas lo considera homicidio y el concilio de Elvira llega a negar la comunión aun enagonía a las adúlteras que abortaron. El fuero juzgó, en España, tiene distintas penas: azote, multa, confiscación, pérdida de la libertad, muerte, destierro de cinco años en una isla. Consideraba feto animado al del tercer mes de la concepción. En el siglo XVIII, Beccaria ya mencionaba para el delito de aborto el valor de la prevención y de la reeducación. Por su parte Lombroso, en el siglo...
tracking img