Todo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (332 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cómo aprende el cerebro” de Blakemore y Frith
Aparentemente, éste es un asunto que sólo debería interesar a neurólogos, psiquiatras, psicólogos y otros profesionales de parecido perfil.
Sinembargo, saber cómo aprende el cerebro nos sirve también para saber cómo no aprende y cómo evitar una serie de lugares comunes sobre capacidades o incapacidades para el aprendizaje dependiendo de edades uotras circunstancias.
Blakemore y Frith detallan en un lenguaje sencillo experimentos llevados a cabo usando tecnologías que no llevan mucho tiempo en marcha y que muestran cuáles son las áreascerebrales que se activan en función de qué es lo que se está haciendo.
Lo primero que muestran es que la idea de que el cerebro es plástico es una realidad llegando a citar ejemplos tan concretos como quelos taxistas de Londres tienen especialmente desarrollada la parte del cerebro vinculada a la inteligencia espacial, parte que identifican precisamente cuando, bajo observación, le piden que calculementalmente un trayecto y viendo qué áreas se activan.
No menos curioso es el hecho de que parece darse un principio de compensación por el cual el desarrollo de un área implica una reducción enotras. Como señalan los autores, “si no fuera así, nos estallaría la cabeza”.
Sobre qué son capaces de entender los niños, da un interesante repaso a Piaget reformulando sus experimentos, según los cualeses imposible que un niño pequeño tenga el concepto del número o que maneje dos dimensiones simultáneamente. Los autores introducen el concepto de motivación de una forma sumamente sencilla: DondePiaget ponía canicas, ellos ponen caramelos y se encuentran con que el niño sí aprende cosas que Piaget creía fuera de su alcance. Incluso en bebés de seis meses, se encuentran que ya existe el conceptodel número, aunque sea de una forma muy básica.
El libro es muy notable y merece ocupar un lugar en la estantería -después de leído- junto con las obras de Antonio Damasio y el excelente “On...
tracking img