Todos los soles mienten

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1019 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un grupo de amigos vivían en una ciudad en la que el sol se estaba apagando y la tierra se estaba contrayendo. Juntos estudiaban, compartían juegos y la pasaban bien pero no podían ser del todo felices porque el mundo se estaba acabando.
El mayor problema para resolver era el frío que era cada vez mayor y aún usando vestimenta especial no se soportaba, además debían dedicar cuatro horas por díapara matar ratas, estas eran gigantes y había una enorme cantidad.
Fernando se enteró de que su generación no vería a sus hijos, al enterarse se recluyó en su cuarto y desde ese día decidió que como eran los últimos seres serían los mejores.
El sol se estaba apagando y cada vez hacía mas frío…
Se reunían todos los días para conversar sobre lo que sucedía en el mundo, lo hacían alrededor deuna piedra que irradiaba calor, la habían descubierto en una caverna de doce metros cuadrados a la que llamaron Santuario. En ese lugar hacía veinte grados mas que afuera.
Eduardo conoció a Abelardo (funcionario), una mañana mientras desayunaba.
La cantidad de ratas aumentaba cada vez más y muchas veces los lastimaban.
Silvia y Rogelio se confesaron que les pasaba algo especial y pasaron unanoche juntos.
La cueva estaba lista de provisiones y en condiciones para cuando fuera necesario encerrarse algunos de ellos para sobrevivir.
Eduardo y Rogelio se encontraron con Abelardo, este los llevó a su casa, allí hacía calor. Se quedaron en camisa, conversando y haciendo preguntas a Abelardo; entre ellas porque aumentaba la cantidad de ratas, a lo que éste contestó evadiéndose que secuidaran mucho. Luego se quedaron dormidos en un sillón.
Mientras tanto sus amigos, preocupados, los buscaban sin encontrar rastros. Silvia desesperada visitó a loa Yalawohe, este era un grupo de gente que habían sido expulsados cuando salió la ley que decía que los chicos de entre catorce y dieciocho años tenían que dedicar cuatro horas por día para matar ratas, debido a que no lo hacían, losexpulsaron de la ciudad esperando que mueran de frío; pero estas personas formaron una tribu. Silvia y sus amigos esperaban la respuesta de los Yalawohe que decidieron ayudarlos a cambio de dos lugares en el Santuario.
Abelardo dejó sin sus abrigos a Eduardo y Rogelio y una nota en la que decía que prendan la pantalla que se iban a asombrar; allí respondía a sus preguntas y que no les conveníasalir.
Entendieron entonces que lo que estaba pasando en el mundo era un plan que habían creado los gobiernos de todo el mundo poniéndose de acuerdo con científicos para demostrar que el sol se apagaba, lo hacían con pantallas y barreras de gas; y lo de las ratas era para ocuparlos. Hacían esto porque pensaban que eran muchos habitantes en el mundo y no quedaba mucho espacio.
Eduardo y Rogelio sedieron cuenta que la temperatura disminuía bastante y que estaban en peligro. Al darse cuenta que morirían salieron de la casa para demostrarle a Abelardo que no le daría el gusto de morir en su trampa.
Antes de salir agarraron el video y escribieron una palabra cada uno a modo de testamento .Al llegar al exterior cayeron…
Marcelo, Silvia, y los Yalawohe, los encontraron, Rogelio había muerto,llevaba un papel en su mano que decía Silvia y Eduardo todavía respiraba. Lo salvaron, luego le presentaron a los Yalawohe, él les mostró el video y comunicó que no quedaba mucho tiempo, volvería por Abelardo. Estaban todos de acuerdo, escribirían en el frente de su casa “Rogelio”. Primero decidieron quienes quedarían en el interior del Santuario, eran Susana, Mónica, Marcelo y Eduardo, peroeligieron uno más por si Eduardo no volvía después de lo de Abelardo y salió Javier.
Al llegar a casa de Abelardo vieron que en sus paredes decía “Rogelio”, lo había escrito Fabricius, un hombre que espiaba a todos con un aparato tecnológico, sabía los movimientos de Abelardo, lo del Santuario y de los Yalawohe, entonces a cambio de un lugar en el Santuario le dio a Eduardo su aparato para seguir...
tracking img