Tolong

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2855 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ana Alonso y Javier Pelegrín

www.editorialviceversa.com

© Ana Alonso y Javier Pelegrín, 2009 © Editorial Viceversa, S.L., 2009 Calatrava, 1-7 bajos. 08017 Barcelona (España) Primera edición: marzo, 2010

Todos los derechos reservados. Bajo las sanciones establecidas en las leyes, queda rigurosamente prohibida, sin autorización escrita de los titulares del copyright, la reproduccióntotal o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, sea electrónico, mecánico, por fotocopia, por grabación u otros, así como la distribución de ejemplares mediante alquiler o préstamo públicos.

Printed in Spain – Impreso en España ISBN: 978-84-92819-17-1 Depósito legal: B-4257-2010 Impreso por Printer Industria Gráfica

ÍN DIC E
Libro primero: JANA........................................................................................... 9 Libro segundo: E L DESTERRADO ............................................................ 119 Libro tercero: LA TORRE DE LOS VIENTOS .......................................... 201 Libro cuarto: E L TRONO VACÍO................................................................. 333Epílogo.................................................................................................................. 423

LIBRO PRIMERO

JANA

Capítulo 1

N

o iba a ser una noche como las otras. Lo supo en cuanto abrió la puerta de su casa y se encontró a Erik al otro lado, con los ojos pintados de negro y una sonrisa retadora en el semblante. Detrás de él, junto al deportivo de su padre (que Erik solo tomaba prestado en ocasionesespeciales) esperaban dos chicas vestidas de tiros largos. Álex identificó enseguida a la más alta; era Marta, la eterna incondicional de Erik. A la otra, una pelirroja de ojos grandes y asustados, no la había visto nunca. —No voy a aceptar un «no», así que ni lo intentes —le espetó Erik, colándose en el vestíbulo sin ceremonias y buscando con la mirada la cazadora de su amigo en el perchero—. Es lafiesta del Molino Negro, me llamaron esta tarde… Este año se ha adelantado para evitar que coincida con el principio de curso. No puedes perderte la fiesta del Molino Negro. Además, va de rollo emo, así que seguro que te gusta. Mientras hablaba, Erik había localizado la cazadora de Álex debajo de un abrigo de su madre y se la había tirado a la cara. Incapaz de oponer resistencia a la arrolladoraseguridad de su amigo, Álex

9

se la puso maquinalmente y lo siguió a la calle. Las dos chicas le saludaron con la mano. Él les devolvió el saludo y luego volvió la vista hacia el interior iluminado de la casa, sin decidirse a cerrar la puerta. —Erik, ni siquiera sé si me apetece —acertó a protestar—. Además, no le he dicho nada a mi madre, y se preocupará si llega y no me encuentra… —No seasidiota, Al. Ni siquiera se dará cuenta de que no estás. ¿Alguna vez entra en tu cuarto al volver del laboratorio? —Se fía de mí —repuso Álex sonriendo, aunque con un relámpago de advertencia en la mirada—. Ya no soy un crío. —No se dará ni cuenta de que no estás —resumió Erik—. Oye, ¿nos vamos a quedar aquí parados toda la noche? No quiero llegar tarde… Álex siguió al muchacho hasta el flamante BMWmetalizado. Marta ya se había subido al asiento del copiloto, y la otra chica esperaba indecisa, con la puerta de atrás abierta. —Esta es Irene —dijo Erik, deslizando una rápida caricia por el cabello de la pelirroja—. Irene, este es Álex. No te fíes de su cara de alelado, es un disfraz… En el fondo es un verdadero tiburón, así que ten cuidado con él si no quieres que te devore. ¿O sí quieres?Riéndose de su propio chiste, Erik se subió al asiento del conductor mientras los otros dos, algo incómodos, ocupaban los asientos traseros. Marta se giró para saludar a Álex con una deslumbrante sonrisa en su rostro mofletudo y grotescamente maquillado para la ocasión. El coche arrancó con un gruñido suave y enfiló la carretera de la Ciudad Vieja. Fuera, las siluetas oscuras de los árboles se...
tracking img