Toma del fuerte de los remedios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2210 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
TOMA DEL FUERTE DE LOS REMEDIOS

Noviembre 1817-Enero de 1818.

En el capítulo anterior nos vimos obligados a interrumpir la relación del sitio del fuerte de los Remedios para seguir a Mina hasta el término de sus campañas y su vida; pero es ya tiempo de que atentamos a este episodio de la guerra, que se desarrolla precisamente en los postreros meses de 1817.
Después de la atrevida sorpresallevada a cabo por los capitanes Crocker y Ramsey contra la batería situada en la altura del Tigre, los sitiadores continuaron dirigiendo vivísimo fuego de cañón al fuerte de los Remedios, y cruzaron con empeño sus disparos contra la cortina entre el baluarte de Santa Rosalía y el que los sitiados llamaban reducto de la Libertad.
Hemos visto que el día de la ejecución de Mina (11 de noviembre)los fuegos se suspendieron como si para ello se hubiesen convenido sitiadores y sitiados, atentos solamente al acto imponente que se efectuó en el cerro del Bellaco. Pasado aquél, el cañoneo prosiguió con tanta fuerza que cuatro días después, el 15 de noviembre, la brecha abierta entre Santa Rosalía y la Libertad permitía paso a las columnas que marchasen al asalto.
Liñán dispuso que éste seefectuase al día siguiente, y en consecuencia ordenó que una columna mandada por el teniente coronel del batallón de Navarra don Tomás Peñaranda y compuesta de los granaderos y cazadores de Zaragoza, 1º Americano, Corona, Fernando VII y Navarra se dirigiese a la brecha, apoyando su movimiento otras dos dirigidas por los tenientes coroneles don Anastasio Bustamante y don José María Novoa.
A las cuatrode la tarde del día 16 se movieron las columnas realistas, fuertes de novecientos hombres; al mismo tiempo otros destacamentos se dirigieron hacia varios puntos de las fortificaciones con el aparente intento de embestirlos, pero luego se echó de ver por los sitiados que el ataque principal se dirigía a la brecha y en ella aglomeraron sus mejores medios de defensa, agolpándose en esa parte delperímetro no pocas mujeres y muchos muchachos, ansiosos de compartir con sus esposos y padres los peligros del asalto.
Los realistas avanzaron con denuedo, aunque recibidos por un fuego continuo de cañón y de fusilería, y por una lluvia de piedras arrojadas por las mujeres y los niños que se presentaban sobre la muralla con la misma intrepidez que los hombres. La columna principal se mantuvo, sinembargo, en formación e hizo alto a tiro de pistola; algunos oficiales y soldados de los más animosos corrieron entonces a la brecha, pero todos quedaron muertos sobre los escombros; muerto cayó también el teniente coronel Peñaranda, y la columna comenzó a cejar, huyendo luego en espantoso desorden.
Los sitiados salieron por la brecha y persiguieron vigorosamente al enemigo. La pérdida de éste entremuertos, heridos y contusos consistió en cuarenta y nueve oficiales y trescientos setenta y un soldados, baja muy considerable si se atiende al número de hombres que marcharon al asalto; los heridos fueron llevados a Irapuato para ser mejor asistidos allí.
"El general en jefe, dice Alamán, al dar cuenta al virrey de ese desastre, le dice hallarse imposibilitado de emprender nuevos ataques contrael fuerte mientras no se le enviase más fuerza, algunas piezas de artillería de a doce y municiones, pues de todo carecía, escaseando también de recursos pecuniarios, pues no recibía los fondos que debían remitírsele de Querétaro, San Luis, Guanajuato y Guadalajara.
"El virrey lo proveyó de todo; mandó marchar al sitio el 2° batallón de Zaragoza, que salió de México conduciendo ciento ochentacargas de municiones, quedando en Querétaro el de Zamora, cuyo comandante Bracho recibió el mando de aquella ciudad y distrito, del que se separó el brigadier García Rebollo, anciano octogenario que durante toda la guerra prestó los servicios más importantes al gobierno.
"Al mismo tiempo previno el virrey a Liñán que no aventurase nuevo ataque hasta haber destruido las obras del enemigo y abierto...
tracking img