Torias sobre el origen de la vida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1990 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 24 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INSTITUTO SALVADOR ALLENDE

REPORTE DE LECTURA DE LOS CUENTOS

“EL COLLAR” DE GOY DE MAUPASSANT
“THANA THAPIA” DE RUBEN DARIO
“DE TRANSILVANIA CON AMOR” DE LAZLO MOUSONG
“UN RAMO AZUL” DE OCTAVIO PAZ
“CAPITULO 2 DEL PERIQUILLO SARNIENTO” DE JOSE JOAQUIN FERNANDEZ DE LIZARDI

POR
ALEJANDRO ALEXIS TORRES NUÑEZ
2° GRADO GRUPO “B”

TALLER DE LECTURA Y REDACCION III

Febrero de 2010

INTRODUCCION
LALECTURA DE CUENTOS
La lectura de cuentos nos sirve para poder comprender y captar mucho mas rápidos les ayuda a todo tipo de edades a los de edad menor les ayuda para poder aprender a leer y les ayuda para tener una mayor agilidad mental y didáctica, también les ayuda para que tengan una mejor imaginación.
A las personas de mayor edad como por ejemplo los adolecentes les sirven para tener unamayor capacidad del habla por ejemplo para poder hablar de una manera más moderada, también sirva para poder aumentar la capacidad de lectura.
Otra de las razones para las que nos sirve la lectura de cuentos es para poder aumentar la capacidad para poder inventar y lograr hacer historias nosotros mismos.

THANATHOPÍA
I. ARGUMENTO EN 4 TIEMPOS

PLANTEAMIENTO:
Mi padre fue el célebre doctor JohnLean miembro de la real sociedad de investigaciones psíquicas, de Londres, y muy conocido en el mundo científico por sus estudios sobre el hipnotismo y su célebre Memoria sobre el Old.
Ha muerto no hace mucho tiempo. Dios lo tenga en su gloria.
James Lean vacio en su estómago gran parte de su cerveza y continúo:
-Se han reído de mí y de lo que llaman mis preocupaciones y ridiculeces. Los perdono,porque francamente no sospechan ninguna de las cosas que no comprende nuestra filosofía en el cielo y en la tierra, como dice nuestro maravilloso William.
No saben que he sufrido mucho, que sufro mucho, aun las más amargas torturas, a causa de sus risas…si, les repito: no puedo dormir sin luz, no puedo soportar la soledad de una casa abandonada; tiemblo al ruido misterioso que en las horascrepusculares brota de los boscajes en un camino; no me agrada ver revolar un mochuelo o un murciélago; no visito, en ninguna ciudad donde llego, los cementerios; me martirizan las conversaciones sobre asuntos macabros, y cuando las tengo, mis ojos aguardan para cerrarse, al amor del sueño, que la luz aparezca.

NUDO:

Tengo el horror de la que ¡Oh Dios! tendré que nombrar: de la muerte. Jamás me haríanpermanecer en una casa donde se encuentre un cadáver, así fuese el de mi mas amado amigo. Miren; esa palabra es la más fatídica de las que existen en cualquier idioma: cadáver…. Se han reído, se ríen de mí. Pero permítanme que les diga la verdad de mi secreto. Yo he llegado a la republica Argentina, prófugo, después de haber estado cinco años preso, secuestrado miserablemente por el doctor Lean, mipadre; el cual si era un gran sabio, sospecho que era un gran bandido. Por orden suya fui llevado a la casa de salud, pues temía que algún día me revelase lo que él me tenia oculto…lo que van a saber; porque ya me he imposible resistir el silencio por más tiempo.
Les advierto que no estoy borracho. No he sido loco.
Él ordeno mi secuestro, porque… Pongan atención.
(Delgado, rubio, nervioso,agitado por un constante estremecimiento, levantaba su busto James Lean, en la mesa de la cervecería en que, rodeado de amigos, nos decía esos conceptos.)
-Desde muy joven perdí a mi madre, y fui enviado por orden paternal a un colegio de Oxford.
Mi padre, que nunca se manifestó cariñoso para conmigo me iba a visitar de Londres una vez al año al establecimiento de educación en donde yo crecía,solitario en mi espíritu, sin afectos, sin halagos.
Allí aprendí a ser triste. Físicamente era el retrato de mi madre, según me han dicho, y supongo que por eso el doctor procuraba mirarme lo menos que podía.
Cuando he tocado ese tópico me he sentido conmovido por una entrañable fuerza. Procuren comprenderme. Digo, pues que vivía yo solitario en mi espíritu, aprendiendo tristeza en ese colegio de muros...
tracking img