Trabajo asalariado y capital marx

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3275 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Trabajo Asalariado y Capital
Karl Marx

Capítulo 1
Con el sojuzgamiento de la clase obrera fueron vencidos al propio tiempo sus adversa-rios: en todo el continente europeo las clases burguesas y campesinas en lucha contra el absolutismo feudal. El triunfo de la república en Francia fue la derrota de las naciones que habían respondido a la revolución con heroicas guerras de independencia. Conla derrota de los obreros revolucionarios, Europa ha vuelto a caer bajo su antigua esclavi-tud.
Todo levantamiento revolucionario tiene necesariamente que fracasar mientras no triunfe la clase obrera revolucionaria. Toda reforma social será una utopía mientras la revolución proletaria y la contrarrevolución feudalista no midan sus armas en una guerra mundial.
Ha llegado el momento de analizarmás de cerca las mismas relaciones económicas en que descansan por igual la existencia de la burguesía y su dominación de clase y la es-clavitud de los obreros.
Se exponen en el texto tres grandes apartados:
1. Relación entre trabajo asalariado y el capital. La esclavitud del obrero, la domi-nación del capitalista.
2. La inevitable ruina de las clases medias burguesas y del llamado estadocampe-sino.
3. El sojuzgamiento y la explotación comercial de las clases burguesas de las dis-tintas naciones europeas por el déspota del mercado mundial: Inglaterra.
El salario es la cantidad de dinero que el capitalista le paga, por un determinado tiempo de trabajo o por la ejecución de una tarea determinada. Pareciera que el capitalista les compra a los obreros su trabajo con dinero, pero enrealidad está comprándoles su fuerza de trabajo por un determinado tiempo. Una vez adquirida, el capitalista la con-sume, haciendo trabajar a los obreros. El dinero que les paga a cambio es el precio de la fuerza de trabajo. La fuerza de trabajo es entonces una mercancía. La proporción en que la fuerza de trabajo se cambia por otras mercancías es el valor de cambio.
El obrero recibe el salario muchoantes de venderse el producto elaborado. Por lo tanto, el capitalista no paga el salario con el dinero obtenido de la venta, sino con dinero de un fondo de reserva que tiene. Podría ocurrir entonces que el burgués no pudiera vender sus productos y no reembolsase el salario pagado, o bien podría ocurrir que lo venda muy ventajosamente, obteniendo una gran ganancia.
El salario no es la parte delobrero en la mercancía por él producida, sino que es la parte de la mercancía ya existente, con la que el capitalista compra una determinada cantidad de fuerza de trabajo productiva.
La fuerza de trabajo es entonces una mercancía que el obrero vende al capital para vivir. Esta actividad vital tiene que venderla a otro para asegurase los medios de vida necesa-rios. Pero esto no lo hace más que parapoder existir, el obrero ni siquiera considera al trabajo como parte de su vida. Es más bien un sacrificio. Por eso el producto de su acti-vidad no es tampoco el fin de esta actividad. Lo que el obrero produce para sí mismo es el salario.
La vida comienza allí donde terminan estas actividades: en la mesa de su casa, en el banco de la taberna, en la cama.
Pero el trabajo no siempre fue unamercancía, ya que el trabajo no siempre ha sido asa-lariado:
• El esclavo no vendía su fuerza de trabajo al esclavista. El esclavo era vendido de una vez y para siempre, con su fuerza de trabajo. El es una mercancía, pero su fuerza de trabajo no es una mercancía suya.
• El siervo de la gleba sólo vendía una parte de su fuerza de trabajo. No es él quien obtiene un salario del propietario del suelo, sinoque el propietario recibe un tributo de él. El siervo de la gleba es un atributo del suelo y rinde frutos al dueño de éste.
• El obrero libre, en cambio, se vende él mismo, se vende en partes. El obrero no pertenece a ningún propietario ni está adscrito al suelo. Puede dejar al capitalista al que se ha alquilado en cuanto lo desee; y el capitalista puede despedirlo si se le antoja.
Pero el...
tracking img