Trabajo final

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1404 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Gobierno de Sancho Panza
Advertidos todos en la ínsula de la burla, Sancho fue recibido ceremoniosamente y con gran júbilo. Luego debió administrar justicia para probar sus aptitudes como gobernador. Rehusó el tratamiento de don y pidió que lo llamasen Sancho Panza. Ya estaba preparado el tribunal cuando se le presentaron tres querellas, una de las cuales involucraba a un anciano que habíarecibido un préstamo y aseguraba haber pagado la deuda, pero Sancho descubrió que no era así, sino que el dinero que le debía estaba oculto en un bastón; otro caso afectaba a un ganadero a quien una mujer acusaba de seducción y robo, pero Sancho pudo descubrir que ella mentía. La última consistía en un sastre y un cliente que no lograban ponerse de acuerdo por el trabajo realizado, lo que tambiénsupo solucionar.
Después de haber solucionado todos los conflictos, Sancho fue llevado a un palacio lujoso dónde se le ofreció un gran banquete; a su lado estaba el médico quien, continuamente, ordenaba que le retiraran el plato justo en el momento de empezar a comer; y así uno a uno, iban presentando los deliciosos manjares sin que él llegara a probar bocado de  ninguno. Disgustado por lasprohibiciones del médico, Sancho ordenó que lo sacaran del salón.
Entonces llegó una carta del duque previniendo a Sancho sobre unos espías que intentaban envenenarlo. Además, él ya no aguantaba el hambre y pidió que le trajesen un pedazo de pan y uvas; pero le dijeron que debía esperar hasta la cena.
Fin del Gobierno de Sancho
Siete días llevaba Sancho como gobernador. De noche, mientras dormía, unrepentino ataque del enemigo sorpredió a la población y con el sonido de las campanas y el murmullo de la multitud, Sancho se despertó asustado y salió a medio vestir. Sus sirvientes se apresuraron a cubrirlo con dos escudos largos, pero Sancho se cayó y no consiguió levantarse. Desde el suelo escuchaba los gritos de la gente y sentía cómo le pisaban. Luego anunciaron la victoria y todo quedó encalma.
En cuanto lo levantaron del suelo, Sancho se vistió, aparejó su burro y anunció que había decidido marcharse.
La Aventura de la Cabeza Encantada
Una vez que abandonaron el palacio de los duques, Don Quijote y Sancho partieron hacia Barcelona, a cuyas playas llegaron al anochecer y allí esperaron a que amaneciese. Entonces, llegaron unos hombres, a los que había avisado el duque, a darlesla bienvenida con música y halagos y los escoltaron hasta la casa del rico don Antonio Moreno (amigo de éste).
Don Antonio mostró una cabeza de bronce a don Quijote, al que, burlándose de él, le hizo creer que hablaba. En realidad, el bromista había colocado un tubo por dónde corría la voz de un sobrino suyo que se encontraba en una habitación del piso de abajo.
El Enfrentamiento con el Caballerode la Blanca Luna
Un caballero muy bien armado desafió a don Quijote y quedó acordado que si aquel salía vencedor, el hidalgo volvería a su aldea retirándose por un año de sus aventuras. El hidalgo aceptó el reto, encomendándose a su señora Dulcinea del Toboso, pero, desafortunadamente, salió vencedor el Caballero de la Blanca Luna.
Obligado por don Antonio Moreno, el Caballero de la BlancaLuna le reveló que era Sansón Carrasco y que había luchado contra don Quijote para lograr que volviera al pueblo y se curase de su locura.Esta derrota había hecho que el hidalgo estuviera sumamente triste y melancólico.
Enfermedad, Testamento y Muerte de Don Quijote
Don Quijote enfermó no se sabe si de tristeza o por designios de Dios. Estaba postrado en cama, pero un día salió del sopor en que sehabía mantenido para reconocer la locura en la que cayó por su afición a los libros de caballería.
Todos estaban convencidos de que don Quijote había recobrado el juicio y trataban de levantarle el ánimo, recordándole su interés por la vida pastoril, sin embargo, él les pidió que olvidaran todos esos temas
y que le buscaran un confesor y un escribano, pues sentía que se le iba la vida. El cura...
tracking img