Trabajo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 169 (42087 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Bien... a un Tiempo Innovador... Sólo tu Alma.
¿Qué significaba? ¿Cuántas veces en mi vida había visto esa frase? No lo recordaba. Estaba en una pared. Estaba escrita con sangre. Con sangre que era de Iván, el ex novio de Lucas. Pero Iván estaba vivo. Me llamó. Una voz distorsionada. La arreglamos. Fabián, su propio hermano, la reconoció. Teníamos la prueba para que Lucas quedara en libertad.¡La teníamos en nuestro poder! Pero ¿qué pasó? Asaltaron al hombre. Estaba moribundo cuando lo encontramos. La Logia. La Logia de nuevo. Nos habían arrebatado la posibilidad de que toda esa pesadilla terminara. Entramos, en forma clandestina, junto con mi amigo Felipe, el inspector, a la casa de Ludmila y Cris. Vimos el escrito. Dedujo que esa frase sólo significaba algo: BAUTISTA. No tenía sentido.No. ¿Entonces sólo era casualidad? Se marcó un antes y un después con eso. Era tiempo de comenzar con una nueva etapa. Las cosas iban a cambiar. En muchos sentidos.
BIENVENIDO A LA SECUELA DE "12 AÑOS"
MIENTRAS ÉL SE BAÑABA
Entrega 29
Parte 1: Noticias Aterradoras
1 de Agosto de 2004
Desperté. Me encontraba empapado de sudor, por lo que, sin mucho sentido de la vida, prendí el aireacondicionado y dejé que mi habitación fuera invadida por ese viento que tan bien me hacía. Miré mi cama y me encontré con un simple niño de doce años, que dormía a mi lado. ¿Por qué ahora le tenía miedo? No era miedo. Era temor. ¿A un niño? Esbocé una sonrisa forzada para mis adentros y me acosté a su lado. Me volví a dormir pensando en Lucas.
Cuando me desperté me invadió una fría mañana del 1 deAgosto. La nieve de alrededor seguía firme, pero en un nivel menor que el de días anteriores. Me quedé mirando la ventana un rato, pensando en él. Las visitas a la cárcel eran diarias, pero cada vez era peor que la anterior. Los dos teníamos ganas de estar juntos, pero sabíamos que era imposible. Lucas contaba que sus compañeros de prisión no eran muy amables que digamos. Con los ojos llenos delágrimas, relató como lo violaron. También lanzó comentarios aireados sobre "cosas terribles que le hicieron", pero no quiso entrar en detalles.
La que parecía no descansar nunca con todo lo que sucedía, era su abogada, Cristina. Buscaba, por todos los medios, encontrar respuestas a lo que sucedía. Todo estaba en la nada.
Felipe, por su parte, no le entraba en la cabeza sobre Bautista. ¿Acaso nosreferíamos al mismo Bautista que conocíamos? Un niño. Pero entonces, ¿por qué habrían matado a Ludmila? Mucha gente cayó. ¿Cuántas muertes más tendríamos que soportar?
De Héctor no supe nada desde aquella ocasión en que lo fui a ver en la clínica y ya le habían dado el alta. Mi gran sorpresa fue que no haya sido capaz de comunicarse. No lo encontraba por ningún lado. Seguramente volvió a continuar consus estudios, como lo hacían todos, pero no podía quitarme la duda de que tal vez no se fue por su propia voluntad.
Estaba confundido. Tenía tantas cosas en la cabeza que no sabía como acomodar mis ideas. Era una larga pesadilla que nunca tenía fin. Los días se tranquilizaron, pero siguieron siendo fatales.
Miré el reloj y descubrí que eran las diez de la mañana. No tenía ganas de cocinar, por loque iría a comprar comida para celebrar ese triste domingo gris, algo que ya era usual en mi rutina. Deprimido, prendí la radio para escuchar un poco de música. Ya no sabía como continuar con aquella tortura. No tenía más ganas de seguir viviendo lejos de Lucas. Era tan difícil amarlo a la distancia. Sin tenerlo conmigo. Sin su verga que tanto placer me daba.
Me senté en el sillón y prendí uncigarrillo. Me hacía mal fumar cuando recién me despertaba, pero era lo único reconfortante que encontraba en mi vida.
Escuché el sonido de mi celular, que últimamente creo que era lo único que escuchaba ya que Felipe siempre llamaba para preguntarme si había nuevas y aterradoras noticias. Pero los días transcurrían lenta y rutinariamente. Nada nuevo, pero igual.
- ¿Hola? - saludé.
- Estoy en...
tracking img