Trabajo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 40 (9936 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mi mujer se enamora de un paciente anciano
Entró en casa, estaba nerviosa, inquieta, no paraba de moverse. Eran las 9:00 de la mañana, y llegaba de trabajar. Aún vestía con el uniforme de enfermera, ya que trabaja en el Hospital en la 7º planta, al cuidado de los ancianos que residen allí. La intentaba calmar, pero ella se movía de un lado a otro, como si tuviese remordimiento de conciencia.Entonces, paró y se sentó en el sofá, tenía los ojos cristalinos y empezaban a asomar las lágrimas por sus ojos.

Me senté con ella, le cogí la mano, y la intentaba tranquilizar, abrazándola, le pedí que me contara que le preocupaba. Ella no quería, me decía que había hecho algo muy malo, y que lo sentía. No entendía nada, no sabía que decía, le dije que se explicara, que le escuchaba y queintentaré entenderla y comprenderla, a lo que ella, secándose las lágrimas, me decía que no me gustaría oírlo.

Tras cinco minutos calmándola, respiró profundamente, y empezó a contarme todo por lo cual se sentía mal. Sus palabras fueron las siguientes:

"Cariño, te voy a contar algo que no te va a gustar, pero necesito decírtelo.

Tu sabes que soy muy presumida, y que me gusta vestirme sexy, yme encanta ir un poco provocativa ¿no? pues mira, ayer se me fue de las manos. Mientras estabas trabajando, yo me preparaba para irme a trabajar, y encima organizábamos una pequeña fiesta para los ancianos. Como siempre, me pongo mi uniforme de enfermera, pero ayer, decidí no llevar pantalones y camiseta debajo, sólo el uniforme. Pensé que los ancianos podrían animarse un poquito si ven a unamujer guapa y provocativa, lo cual decidí acompañar al uniforme un liguero con medias de color carne, y un mini tanga blanco de encaje, con mis zapatos de tacón blanco.

Por eso cuando me viste, te dije que no te asustases al verme así vestida, porque teníamos un fiesta en el hospital. Me despedí de ti, bajé al garaje y me fuí con el coche. Al llegar al hospital, noté como los pacientes y loscompañeros clavaban sus miradas en mi, a lo cual no me desagradaba. Incluso alguno me dijo que menuda suerte tenían los ancianos, y yo me reía, me hacía gracia.

Subí en ascensor a mi planta, y allí ya habían empezado la fiesta. Hoy tenían cena especial, y a algunos les poníamos máscaras y a otros pelucas, ya que el carnaval estaba próximo. Les permitimos beber una copita de vino (sin que seenteraran los jefes), ya que nunca beben alcohol y queríamos que al menos, por una vez dejen de lado sus problemas y se diviertan como todos. Yo notaba como muchos de ellos, cuando me acercaba para hablar con los ancianos, fijaban sus miradas en mi culo y disimuladamente aprovechaban para rozar con sus manos mis piernas. Me sentía deseada, cosa que sabes que me gusta y te encanta.

Al final de laplanta, hay un señor de 67 años, se llama Oscar, es un hombre que tenía problemas respiratorios. Uno de esos hombres que siempre a vivido solo, sin compañía. De pelo canoso, pesa unos 110 kilos y su físico no es muy bueno que digamos. Vi como me miraba desde la puerta de su habitación, tras una máscara que cubría su rostro.

Los abuelos ya estaban volviendo a sus respectivos cuartos, algunos conla ayuda de los compañeros enfermeros que estábamos. Yo me dirigí hacia la habitación de Oscar, mientras él entraba. Cuando llegué, llamé a la puerta y me asomé, le pregunté si podía pasar. Encontré a Oscar de pié mirando por la ventana, se dió la vuelta y me dijo que adelante, que pasara. Tuve una sensación extraña que recorría mi cuerpo, no sabía que hacía en el cuarto de Oscar, pero me excitaba.En ese instante, caminaba hacia mi, me cogió de la mano y me apartó de la puerta, la cerró con pestillo y me miró a los ojos. Se quitó la mascara de la cara, dejándose ver su auténtico rostro. Me volvió a coger de la mano y caminamos hacia la ventana. Él se situó detrás de mi, y observamos la luna. Estaba muy nerviosa y excitadísima a la vez, porque de normal soy yo quien provoca a los...
tracking img