Trabajo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1151 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Quintiliano.

Quintiliano nació a mediados del s. I d.C., siglo en el que la oratoria comenzaba su declive pero en el que, a la vez, se consideraba la asignatura más importante del programa educativo romano. Institutio Oratoria es la única obra que nos ha llegado de Quintiliano y estudia en un doble plano los aspectos teóricos y educativos de la retórica. Para él lo más importante en un oradores que sea un hombre bueno, esto es, que no sólo posea actitudes excepcionales para el discurso, sino también todas las cualidades del alma. La característica más importante de la Institutio Oratoria es la importancia que se le da a la moral. Es posible que ese hincapié que hacía en la importancia de la moralidad fuera su reacción a la inmoralidad imperante en la política y sociedad de su tiempo.Como ya he dicho la contribución más original de Quintiliano a la teoría de la educación retórica es su doctrina acerca del hombre bueno. Quintiliano pretende inculcar en sus alumnos una finalidad moral renovadora, recuperar la elocuencia que había jugado un papel tan importante en la retórica previa.

Quintiliano afirma que ningún hombre que no sea bueno puede hablar bien. Cada vez queutiliza la expresión hombre bueno alude siempre a la excelencia fundamentalmente humana y romana en el arte de gobernar:

No obstante deseo que ese, cuyo carácter estoy buscando moldear, debería ser un hombre sabio en el sentido romano, es decir, alguien que se revele como un verdadero hombre de estado, no en las discusiones propias del estudio, sino en la práctica real y en la experiencia de lavida.

Quintiliano, XII, 2, 7.

La segunda sofística.

Ya desde la Institutio Oratoria de Quintiliano y hasta la caída del imperio romano en el año 410 d.C. el declive de las dictaduras de los distintos emperadores que se sucedían uno tras otro mostraba una incipiente supresión de libertades. A este periodo se le suele llamar Segunda Sofística. Como en el clima político y social, en la oratoriadejaba de importar el tema a tratar y se centraba la atención en la forma; la elocuencia, la capacidad de hablar agradando, constituía en si misma una meta a la que aspirar.

Aunque esta Segunda Sofística, dentro de la que se puede incluir a Quintiliano, no diera grandes obras sobre retórica se debe destacar una pequeña obra anónima cuya autoría se le atribuyó durante un largo periodo de tiempoa un tal Dionisio Longino. A él nos referimos como pseudo-Longino y la obra es De lo sublime. La obra de pseudo-Longino insiste en que la capacidad de formar grandes ideas debe ir unida al estilo artístico para lograr excelencia o elevación (lo sublime, que es elevarse sobre el nivel normal del discurso o la escritura). Por tanto, las figuras retóricas no deben emplearse como mecanismos deembellecimiento de lo que se dice, sino que deben formar una estructura sólida dentro de la composición, de tal forma que el arte oculte al arte.

Teniendo en cuenta la importancia de la forma por encima incluso de la del contenido durante la Segunda Sofística no es de extrañar que las gramáticas adquirieran una gran importancia. En este punto son destacables el texto de gramática latina de Donatopublicado a mediados del s. IV. A partir de esta gramática de Donato los gramáticos se hacen cargo de todas las figuras retóricas y tropos (hasta entonces de las más complicadas se ocupaban los retóricos).

También es importante en este campo Prisciano y sus Institutiones grammaticae

San Agustín.

Y finalmente, Murphy apunta a San Agustín como el puente entre el mundo de la retórica clásica yla medieval. De doctrina christiana es su tratado y fue publicado en 426. San Agustín defiende la idea de que la Iglesia debería hacer uso de la retórica de Cicerón para transmitir su mensaje por medio de la predicación y de la educación. La retórica que San Agustín defiende es ciceroniana pero su concepto, por ejemplo, del signo comunicativo se basa en la teología cristiana más que en el estudio...
tracking img