Trabajos interezantes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1101 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Polistepeque, S.A. de C.V. y la contratación directa
¡Adentro Cojutepeque Polistepeque!

Nos equivocamos si creemos que alguien en la administración Funes va a salir a dar la cara por el chaparrón que está cayendo gracias al memo, decreto, orden o sugerencia presidencial de contratar, de manera directa, la mayoría de las necesidades de imagen y publicidad institucional del gobierno central con laafortunada empresa, llamada creativa y concienzudamente Polistepeque, S.A. de C.V.

Los gurús del marketing político nunca entran en esos trapos. No es aconsejable. Es perverso para la imagen y, por tanto, la estrategia de los asesores de Funes –principalmente los señores Joao Santana y Luis Verdi– es y será siempre el silencio, la evasiva creativa y dejar que el tiempo ahogue la noticia en supropia salsa: el olvido mediático del cual son víctimas todas las noticias –las verdes, las azules y las amarillas– dentro del tablero informativo.

Efectivamente, hay mucho ruido en el ambiente por este hallazgo como si la contratación pactada de antemano por un gobierno fuera algo paranormal, cuando, en el fondo, es algo totalmente habitual, incluso en las democracias más avanzadas: los gobiernos,indistintamente de su color político, contratan sus servicios y compran sus productos normalmente alrededor de una sobremesa de mantel largo, con un buen cargamento de lomo asado y abundante vino tinto. Esa es la triste realidad, la otra, más triste aun, es la que se ventila en clubes nocturnos, bares de hoteles, yates, mansiones y ranchos privados, con la amena compañía del hielo, la botella deron añejo y algún tipo de espectáculo en directo.

Las licitaciones públicas son artilugios democráticos, que por desgracia, pocos cumplen, mucho menos todavía en una nacioncita centroamericana chiquita, bonita, pobre, peleona, peligrosa, migrada e ideológicamente crispada como la nuestra, que ha desarrollado una sofisticada cultura de supervivencia y corrupción en los últimos 50 años.

–O sea queusted Sr. Ortiz está de acuerdo con esa práctica monopolística y poco transparente del presidente Mauricio Funes de dar todo el pastel a sus amigos y familiares en esa empresa de publicidad Suramericana– me encesta en toda la nariz mi estimable amigo Jonathan, como si yo, por el mero hecho de intentar explicar un viejo y conocido fenómeno en política, estuviera fomentando y promoviendo susefectos perversos.

–Mi estimable y apreciado amigo Jonathan, tiene usted toda razón– le respondo, desenredando alguna matización que se ha quedado atravesada en la discusión.

La adjudicación, total o parcial, de la publicidad e imagen del actual gobierno de El Salvador a Polistepeque, S.A. de C.V. por el carril de la Contratación Directa es una muestra “light” de agradecimiento y gratitud –auténtica ygenuina– a Joao Santana y Luis Verdi, por haberse dejado literalmente el pellejo en la victoria presidencial de Mauricio Funes y, por esa misma lógica, también es inevitablemente un ejemplo legítimo de conecte y compadrazgo que riñe ligeramente con los estándares de ética, transparencia y probablemente con la propia ley de adquisiciones y contrataciones de la administración pública.

Los extensosy espesos principios de ética y transparencia los dejamos para otro día, pero la ley no.

Esto es lo que dice la ley respecto de la Contratación Directa por parte de las administraciones públicas en El Salvador:
Capítulo V, Art. 72.- El procedimiento de la Contratación Directa sólo podrá acordarse al concurrir alguna de las situaciones siguientes:

a) Si así lo exigiere la protección de losderechos de propiedad industrial o intelectual, tales como patentes, derechos de autor u otros semejantes, cuando haya una sola fuente o cuando la especialidad profesional, técnica o artística objeto de las obligaciones contractuales no permita promover una licitación;

b) Por haberse declarado desierta por segunda vez la licitación o el concurso;

c) Por haberse revocado el contrato celebrado y por...
tracking img