Trabajos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1913 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
*.- Características del desarrollo y evolución lingüística del niño de 0 a 6 años.
EVOLUCIÓN DEL LENGUAJE:
Un primer aspecto a destacar en el desarrollo del lenguaje es la capacidad receptiva del niño. El neonato muestra ya una especial actitud para distinguir y reconocer, entre otros sonidos, el timbre y el volumen de la voz humana, y en particular de su madre.
La receptividad es lacaracterística más sobresaliente en los primeros seis meses de vida.
Del nacimiento a los seis meses:
El llanto se instaura rápidamente como primer soporte de la comunicación. Sin embargo, un bebé cuyas capacidades auditivas sean normales prestará de inmediato una atención especial a la voz de la madre, que tendrá el privilegio de calmarle con una efectividad mucho mayor que cualquier otro tipo deestímulo auditivo (sonajeros, campanilla, etc.).
-A partir de la tercera semana de vida se inicia la emisión de sonidos. Aparecen por primera vez las vocalizaciones, sonidos guturales que son emitidos desde la parte posterior de la garganta. Esta actividad suele llevarse a cabo cuando el bebé está tranquilo, sin embargo, puede presentarse también, en momentos distintos, como un paso previo al llanto.-Entre el segundo y el tercer mes, la experimentación de nuevas posibilidades de vocalización acapara el interés del lactante. Cuando no recibe estímulos externos y está tranquilo en su cuna, juega con los sonidos de su garganta, reconoce los ruidos que emite e intenta repetirlos.
También se muestra extremadamente receptivo a la voz humana, y se esfuerza por imitar todo lo que oye. En este período,es posible llegar a entablar con él una especie de "diálogo de sonidos" si el adulto imita los que produce, variándolos muy ligeramente para estimular su atención y su curiosidad.
-Durante el tercer mes, el bebé logra discriminar algunos sonidos de pronunciación muy distinta, y distingue también entre un tono de voz cariñoso y suave, y otro violento y colérico.
-Entre los tres y los seismeses, en el período llamado preverbal, el niño no realiza grandes cambios en cuanto a la calidad de los sonidos que emite, pero sí aumenta considerablemente su repertorio y la frecuencia con que se entrega a los "juegos sonoros". Todo ello culminará en la experiencia del balbuceo, que se hará patente entre el cuarto y sexto mes, perfeccionándose posteriormente.

De los seis a los doce meses:
Losejercicios vocales del bebé se perfeccionan hasta permitirle unir una consonante con una vocal y pronunciar alguna sílaba con cierta perfección. En cuanto lo consiga, intentará repetirla.
Su interés hacia el "mundo sonoro" en el que habitan los adultos va creciendo, y la renuncia a formas de comunicación más elementales (llanto, lenguaje corporal) redobla su curiosidad. La comprensión es superiora las posibilidades de expresión que en este momento posee, y en ocasiones esto puede dar lugar a algún enfado... consigo mismo.
-En torno a los nueve meses, la evolución del lenguaje alcanza un nivel cualitativamente distinto. El balbuceo y la repetición de sílabas desaparecen progresivamente para dejar paso a una constante imitación de los sonidos que producen los adultos.
Las vocalizacionesse aproximan a los sonidos más utilizados por los padres y cuidadores, y desaparecen del repertorio vocal aquellos sonidos que el niño dominaba, pero que no escuchaba repetidos por sus familiares.
Un cambio importante se produce cuando el niño entiende cuando se le llama por su nombre. Rápidamente entenderá también el significado de la palabra "no" y aprenderá a usarla.
-En torno al doceavo mes,finalmente, será capaz de pronunciar una primera palabra con significado y, seguidamente, usarla de forma adecuada.
Las primeras palabras son pronunciadas de modo no específico, es decir, no se refieren concretamente a los objetos que designan, e incluso su uso no es el correcto. Pero, inmediatamente, la reacción del entorno familiar supone un fuerte estímulo para el infante. La ayuda...
tracking img