Trabajos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1257 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Escuela: dolores angela castillo

Materia: español 2

Profesor: raul rodrigez s.

Alumno: alan saavedra hdz.

Ciclo escolar: 2010 - 2011

Locko
Escritora Colombiana. Cuentos infantiles de dientes. En la pequeña aldea de cherlóbin, vivía un niño llamado...YO NO LO VI. ¿Por qué ese nombre tan particular? Pues, porque otro niño decía que era su amigo, le contaba a su mama y ella lecontestaba…yo no lo vi. Así transcurrían los días en la pequeña aldea donde se vivía con penurias, angustias y la comunidad de niños soñaba con un futuro mejor… reunidos un día los niños cantando y contando todos sus historias fantásticas… (Era la manera de alegrar sus vidas en espera de crecer y viajar a mejores tierras). El amigo de yo no lo vi, les dijo a sus amigos: “Mi futuro esta en loincierto” Sus amigos contestaron: - ¿Por qué? –“Yo, tengo un hermoso amigo y a todo el que le cuento me contesta… “Yo no lo vi.”- Mi amigo es mi guía, mi señor, el me cuenta de grandes batallas, como también de bellas guirnaldas, el me dice: -“ Caminaremos en caminos sin piedras, avanzaremos sin angustias, llegaremos a palacios, encontraremos tesoros, aprenderemos a bailar y todo el sufrimientoacabara”. Los niños escucharon tan fantástica historia rieron, rieron sin parar hasta que a uno de ellos se le cayo su primer diente, asustado lo cogió tratando que sus compañeros no vieran tamaña novedad. El diente, saltaba en su mano y decía:-“pis... niño, déjame salir, esto no es de morir soy un lindo diente a quien deben oír”. El diente logro saltar y en ese momento… ¡Zúas! Todos los niños lovieron…empezaron a gritar a llorar y decían: - “miren… miren…un diente saltarín”. -¡Quietos todos! Grito el diente, No veo porque me teméis, si he vivido, comido, dormido con cada uno de vosotros y no lo notáis, ni siquiera lo sabéis. Tuve que caerme para que me escuchéis y así poder hablaros, Vosotros viajáis por mundos, pero no os fijáis…Tenéis que creced y cambiar el mundo que hoy habitáis, atodos se os caerá el diente…escuchad esto: -“Yo soy, el que no vi, soy amigo vuestro y por todos me caí”. Fin

El perro rabioso. Cuento de terror. Cuentos de miedo. Los días en el campo se deslizan placidamente. La cantidad de horas de luz y la temperatura ambiente marcada por las cuatro estaciones del año definen el ritmo de las actividades: preparación de la tierra, siembra, cosecha etc.Parecería que el único tema de conversación en ese ámbito es el clima y cualquier suceso fuera de lo común puede llegar a convertirse debido a la soledad y la distancia en una verdadera tragedia. Mi abuelo solía contarme lo que le había ocurrido a Don Belisario, el veterinario de su pueblo, un pueblo de campo. Un viernes por la noche, Don Belisario recibe la visita de Juan, el peón de Don Pascual.Este le pide que vaya al día siguiente por su campo a ver a Rosamora, su yegua favorita ya que no la veía bien. Don Belisario vivía en el pueblo con su mujer y su hija. Ellas habían planificado ir el fin de semana a visitar a su hermana, cosa que hacían cada dos o tres meses. Don Pascual vivía en La Rosada, su campito de cien hectáreas con su mujer ya que sus hijos trabajaban en la ciudad. Juan,el peón, vivía en La Rosada durante la semana y los fines de semana volvía al pueblo con sus padres y hermanos. Ese sábado Don Belisario llevó a su mujer y a su hija hasta la Terminal de Ómnibus y luego subió a su vieja camioneta para dirigirse hacia La Rosada. Le costó arrancarla, seguramente sería la batería, pero luego de unos minutos, encendió y despacio rumbeó tomando el viejo camino detierra hacia el campo de Don Pascual. Hacía calor. Belisario pensaba estar de vuelta al mediodía y ya saboreaba los mates que seguramente lo convidaría Don Pascual. Al llegar a la tranquera, se bajo sin apagar la camioneta, bajo, abrió la tranquera y luego de traspasarla la cerró por si había algún caballo suelto. De la tranquera a la casa había unos quinientos metros. Busco la sombra de un...
tracking img