Tradiciones Y Costumbres Estado De Morelos

Introducción
Los cambios que hoy se producen al interior de las regiones mexicanas son resultado de un conjunto de factores que hacen más dinámicos los ritmos y especificidades de estas modificaciones organizativas. Desde luego que corresponde a los procesos históricos acumulados a lo largo del tiempo y a sus manifestaciones territoriales, el peso principal desde donde pueden encontrarseexplicaciones a estas dinámicas actuales.
Sin embargo, junto a la causalidad histórica señalada aparecen otros factores que imponen poco a poco, pero de manera consistente, condiciones de cambio que para algunas regiones les representa en estos momentos el peso fundamental de sus transformaciones territoriales. En tal condición, la internacionalización creciente de los espacios regionales (proceso alque algunos estudiosos denominan globalización), se erige como factor influyente que condiciona formas de vida, procesos productivos, reglas urbanas organizacionales, e incluso cambios radicales en la cultura local de los pobladores regionales, de una magnitud e impacto que hace necesario considerar su estudio con la misma importancia metodológica con la que se enfrenta el análisis de los factoresinternos a escala nacional, regional, o de aquellos sobre las identidades culturales preexistentes.
Por su parte, estudiar el comportamiento de las regiones atendiendo a la movilidad de sus factores internos, permite comprender con cabal certeza la otra parte de las condicionantes de su desarrollo. Historia, cultura, tradición, son eslabones explicativos de una geografía cambiante, que alsumarse al conocimiento de las estrategias económicas, sociales y de la nueva dinámica de los acontecimientos políticos, dan cuenta de las conformaciones organizacionales de los espacios emergentes.
En tal camino, el estado de Morelos vive de esta dualidad construccionista. Por una parte se hacen dinámicos sus procesos económicos actuales y se establecen nuevos contratos y redes internacionales, quepueden medirse a través de las tecnologías emergentes y la reconversión industrial, con algunos servicios comerciales y selectas ramas agrícolas y agroindustriales, que en conjunto permiten dar cuenta de la existencia de cierto involucramiento de esta entidad con las directrices específicas de la globalización y sus consecuencias económicas más dinámicas. Pero en otro sentido, el resurgimiento desus tradiciones asociadas a prácticas culturales y económicas que se fortalecen en los ámbitos locales, algunas de ellas que han perdurado a lo largo de los siglos, representan hoy un camino que vive en permanente confrontación con el “modernismo impuesto”, dentro del cual los pobladores de las comunidades, los habitantes de pueblos y barrios, vuelven la vista a su pasado, a su identidad que loscohesiona como actores de un Morelos “casero”, de un estado que se defiende a su modo de los embates perversos de esta globalización.
Sin embargo, queda una pregunta en el aire ¿a cuál Morelos se le debe apostar?, tal dicotomía no debería existir. Tradición y modernidad se conjugan como accesos viables de las formas de vida regionales. Ambas son hoy una realidad y se convierten al mismo tiempo enposibilidades donde la opción está sujeta a convertir la participación social, aún acotada, en el factor decisivo del Morelos que se quiere. Pero no aquel estado que es visto sólo como parámetro político-administrativo, de gestión y función pública gubernamental, sino el Morelos de sus municipios y localidades; los muchos Morelos que su pobladores defienden, es decir, las regiones de Morelos quese expresan como proyectos alternativos para los pobladores de los altos y los valles, de los nortes y los centros, el de los indios y de la vida cosmopolita, el de las ciudades y los suburbios. ¿Podrá plantearse un proyecto para esta entidad como suma de sus regiones? ¿De sus municipios y localidades?
En este dilema, la globalización ha tenido como factor común de oposición natural, la de...
tracking img