Traduccion discurso willberforce

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2309 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Toda la discusión sobre el desgaste de Wealden (p.287) nos parece una exageración similar. La teoría de que las costas rocosas son desgastadas poco a poco por el mar, no es aplicable a las costas del norte y el sur del valle de Weald, por ejemplo, para los acantilados de North y South Downs es completamente insostenible. ¿Que prueba hay de que estos acantilados de caliza hayan sido desgastadospulgada a pulgada por la erosión del mar? Puede decirse que haya sido demostrado por ese gran observador y filosófico geólogo Sir. R Murchison, que, en cuanto a que no hay signos de piedras o herpes redondeados por el agua en ningún lugar de Weald (aunque había muchas en las colinas sin haber sido moldeadas por esta), el mar nunca pudo haber actuado así en estos acantilados tal y como lo habríahecho en un puerto, y de ahí que la base del razonamiento sobre el desgaste que habría tenido lugar durante tres cientos millones de años en los depósitos cretácicos y los adyacientes, pueda en si ser despreciada.
Pero no solo los hechos a partir de los que el Sr. Darwin establece sus grandes periodos de años, que dice ‘ le sorprenden de igual manera que el vano esfuerzo de lidiar con la idea deeternidad” (p.285), le dan la evidencia para deducir el progreso de cambios del que no hemos encontrado comienzo, progreso o registro, como antiguos geógrafos se permitieron cuando especulaban sobre los hombres cuyas cabezas crecían por debajo de los hombros en lugares inaccesibles de África , pero cuando pasando de estos ilimitados aspectos del cambio en los que trabajar, pasa a explicar laausencia de todo registro de los propios cambios, las claras evidencias geológicas refutan otra vez sus deducciones.
Por ahora asume que en todos sitios hay grandes vacíos, entre formaciones sucesivas, que podrían, si estuvieran completadas, acoger ejemplos de todos los grados mencionados en su teoría. Además, las antiguas condiciones terrestres harían la supervivencia de dichas especies improbable.Para probar la existencia de estos grandes vacíos, el Sr. Darwin cita (p.289) el trabajo de Sir R. Murchison “Rusia”, pero para nosotros lo cita incorrectamente, entendemos que hay evidencias de la transición del Devoniano en la era Carbonifera de la vida paleozoica, y también del antigo Aralo-Caspiano, el tipo de agua ennegrecida de las epocas terciarias, a la actual vida oceánica. Y si todas lasrocas de Rusia pudieran ser movidas y el movimiento eliminado, podríamos descubrir muchas de estas transiciones. De hecho, aunque el registro geológico esta frecuentemente dañado, sabemos de muchas transiciones intactas entre el Cámbrico y el Silúrico, entre el Silúrico y el Devónico, entre el Devónico y el Carbonifero, en incluso entre el anterior y el Pérmico.
Otra vez, hay una completaconexión física intacta en Alemania entre el Pérmico y el Triásico, y una separación total de animales, y así en los depósitos secundarios y terciario
Ahora, si el campo geológico puede mostrar pruebas claras de un depósito continuo y además de muchas plantas y animales en las diferentes formaciones ¿En que se convierte esa inmensa solapación de eras en la que se debería transformar el tipo PaleozoicoPérmico en la forma, completamente distinta, del Triásico y el Mesozoico? Todo ese tipo de eslabones son absolutamente necesarios incluso para estas vías, y en muchas otras, donde la cómoda y gradual transición entre formaciones demuestra que no hay saltos entre ellas y donde todo indica poca transición física , mostrando restos completamente diferentes. ¿Cómo podemos entonces entender estasdistintas formas de vida en las formaciones resultantes más allá de a través de creaciones distintas?
El Sr. Darwin se ve obligado a admitir que no encuentra ningún registro en la corteza terrestre que verifique sus deducciones.
[Extractos del Origen de las Especies]
Las propias páginas del Sr. Darwin son testigo de la misma conclusión. El extraño caparazón terrestre encontrado por Sir. C Lyel y y...
tracking img