Trafico de organos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (898 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Nosotros elegimos una historia silenciada que trata del tráfico de órganos. Este consiste en el transporte y cesión de órganos con el fin de obtener un beneficio económico. Esta actividad seconsidera ilegal en gran parte del mundo. En las últimas décadas defensores de los derechos humanos han denunciado casos de presunto tráfico de órganos en China y otros países, como la antigua Yugoslavia yMozambique. El tráfico de órganos es también el tema de una popular leyenda urbana.
El tráfico de órganos esta relacionado con la problemática de los sacaojos o los pishtacos.
El caso que elegimostiene su origen en los testimonios de la leyenda recogidos por Vicent-Campon en Hispanoamérica son anteriores al caso aducido por Mikkelson: el más antiguo se remonta al año 1987, en Honduras. Además,una recopilación publicada en 1989 en Perú, Pishtacos: de verdugos a sacaojos, muestra la continuidad entre la leyenda urbana sobre tráfico de órganos y relatos tradicionales muy anteriores sobre lospishtacos, hombres blancos que raptaban indígenas para degollarlos y sacarles la grasa. Ésta se enviaba luego a España, donde se empleaba en la fabricación de campanas, la preparación de ungüentosmedicinales y la lubricación de maquinaria. A partir de 1987, los rumores sobre pishtacos reaparecen en Ayacucho, la zona de Perú más castigada por el terrorismo de Sendero Luminoso. Los pishtacos sonahora gringos que matan niños y jóvenes para extraerles la grasa, con la que el gobierno amortiza la copiosa deuda externa del país. En 1989, el rumor aparece, transformado, en Lima: los atacantes sellaman Sacaojos, pues extraen los ojos de los niños y trafican con ellos.
Con el pasar del tiempo, ya no sólo se traficaba la sangre ni la grasa corporal, sino que se empezó a traficar órganos, como porejemplo, el hígado y los riñones (son los más comunes). El folclorista estadounidense Jan Harold Brunvand, especialista en leyendas urbanas, afirma en su libro The Baby Train que escuchó por...
tracking img