Trampas del hipertexto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5263 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de octubre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Volver a COMUNICACIONES

José Manuel TRABADO CABADO (Universidad de León)

LAS TRAMPAS DEL HIPERTEXTO: SATURACIÓN INFORMATIVA Y LOS NUEVOS CRONOTOPOS DE LECTURA

Estas líneas nacen como una glosa dialéctica a tres textos que plantean algunas de las cuestiones realmente apasionantes que suscita la lectura del hipertexto. El primero de estos textos hace referencia al vértigo que siente elprotagonista del relato borgiano de “El libro de arena”: libro multiforme que jamás era igual a sí mismo y que en cierta manera podría traducir de forma metafórica algunos de los aspectos del hipertexto. El temor de acercarse a ese libro insondable explica que el lector angustiado quiera deshacerse de ese monstruo informe sin principio ni fin. La prevención le lleva a buscarle un sitio seguro paraesconderlo: ¿cuál será el mejor de los lugares para que un libro pase inadvertido? La respuesta no puede ser otra que la biblioteca. Dicho de otra manera, se puede aventurar la formulación de algunos de los peligros del hipertexto basándonos en la coartada del relato de Borges: si no se quiere que se acceda a un texto rodéalo de otros textos que lo sepulten en la maraña indiscriminada. Un alumnoaventajado de estas prácticas de esconder lo sustancial situándolo entre elementos semejantes pero más banales será el bibliotecario de El Nombre de la Rosa que tanto debe al propio Borges. La custodia de la parte dedicada a la comedia de la Poética aristotélica tiene mucho que ver con lo propuesto por El libro de arena. El libro será guardado en la biblioteca junto con otros muchos por el ciegoJorge de Burgos. El acceso a éste será difícil y tendrá serias repercusiones. Todo aquel que lea el libro será asesinado. El tercer texto que forma parte de estas reflexiones sobre los peligros del hipertexto está constituido por una de las Epístolas morales que Séneca escribe a Lucilio. Se trata de la epístola II del libro I cuando le escribe: “Distringit librorum

984

Volver a COMUNICACIONESJosé Manuel TRABADO CABADO, Las trampas del hipertexto: Saturación informativa y los nuevos cronotopos de lectura

multitudo. Itaque cum legere non possis, quantum habueris, satis est habere, quantum legas” (1979: 6). Aquí ofrece Séneca otro de los peligros que comporta la lectura de una multitud de libros que acaban distrayendo y enseñando muy poco. A poco que uno se esfuerce puede entreversela relación de esta cita con la noción de hipertexto. Se ve clara una preferencia por leer poco y bien antes que mucho y con poco provecho. Visto así, puede adelantarse otro de los peligros de la lectura hipertextual: la saturación informativa que se deriva de la capacidad hipertextual de estar remitiendo de forma indefinida a otros textos. No quisiera continuar en la exposición de esta angustialectora sin antes traer a colación una cita de George P. Landow que sirve como contrapunto a la visión negativa que parece esbozarse a partir de los ejemplos anteriores. Para empezar a tratar el tema, sugiero examinar las implicaciones políticas de una situación que describo en un guión que hace de introducción a un artículo sobre hipertexto educativo que publiqué hace ya varios años. Son las ochode la noche; tras haber ayudado a acostar a los niños, la profesora Jones se acomoda en su sillón favorito y coge su ejemplar de Lost Paradise de Milton, se acerca a los poemas como quien se encuentra con un viejo amigo. Leyendo las primeras páginas del poema, una vez más, encuentra alusiones al Antiguo Testamento; como conoce la actitud con que los cristianos del siglo XVII solían leer estospasajes, percibe conexiones entre un pasaje del Génesis y sus radicales transformaciones cristianas. Como además está muy familiarizada con Milton, recuerda posteriores pasajes de Lost Paradise que se refieren a éste y a otros pasajes dados de la Biblia. Al mismo tiempo, se da cuenta de que las primeras líneas del poema rinden homenaje a Homero, Virgilio y Spencer a la vez que los desafían....
tracking img