Trascendentales del ente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1350 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de mayo de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto
1.- Introducción.
En este ensayo tratara acerca de los aspectos trascendentales del ente.
Todos los entes, tienen aspectos comunes por el hecho de serlo. Estos aspectos comunes que se dan se denominan “trascendentales”, debido a que trascienden la división entre el accidente y la substancia, resultando así cuatro aspectos trascendentales o comunes en todos los entes: la unidad (cada ente esindiviso), la verdad (es verdadero en cuanto es comprendido por una inteligencia), la bondad (el ente mismo en cuanto querido por una voluntad) y bello (causa agrado al espíritu).
A continuación se analizaran los trascendentales más a fondo.
2.- Desarrollo.
El primer trascendental a analizar es el de la unidad.
Esta noción significa que cada ente es en sí mismo indiviso, de modo que es siempreuno y distinto de cualquier otro. Por ejemplo, una hoja de papel es un ente indiviso, si se partiera por la mitad resultaría que se convertiría en dos entes, pero cada uno de estos entes mantendría su unidad.
Así como hay diversos grados de entes, hay también diversos grados de unidad. Lógicamente, mientras más perfecto sea el ente, más grande es su unidad, de esta manera, la unidad más grande latiene Dios.
El segundo trascendental a analizar es el de la verdad.
Todo ente en cuanto puede ser conocido por una inteligencia es verdadero, es decir, tiene en sí la aptitud necesaria para ser conocido.
La verdad, puede ser entonces, ontológica (ya definida en el párrafo anterior) y lógica (que es la verdad de los juicios del entendimiento humano). Por ejemplo, cuando decimos que aquello esuna piedra, la sentencia es verdadera si el sujeto realmente es una piedra, y falsa si es otra cosa. Esto pone de manifiesto la dependencia de la inteligencia humana respecto del ser. Los entes, en cuanto son, pueden ser conocidos por la inteligencia humana; pero no son porque puedan ser conocidos por ella. La inteligencia es la que se conforma al ente, y no el ente a la inteligencia. Un ejemplo deesto es que la tierra no es el centro del universo, aun cuando los hombres tuvieron esta falsa concepción durante mucho tiempo.
La tercera categoría de los trascendentales es el bien.
Todo ente en cuanto puede ser apetecido por la voluntad es bueno. El bien no es algo distinto del ente, sino que es el mismo ente puesto en relación con la voluntad, o dicho de otro modo, el bien es el ente encuanto querido.
Lo que hace que un ente sea querido es su propia perfección. La perfección es sinónimo de acto. Lo perfecto es lo que está en acto y lo imperfecto lo que está en potencia; un seminarista es perfecto en cuanto es sacerdote en acto e imperfecto en cuanto es sacerdote en potencia (es decir, cuando sigue siendo seminarista). Desde esta perspectiva, se advierte que todo ente, en cuantotiene el acto de ser, tiene esa perfección, y es en consecuencia bueno en cuanto tiende a su fin que le es propio.
Para precisar un poco más la noción de perfección se puede decir que perfecto no es sólo lo que es en acto, sino también aquello que tiene toda la actualidad que le corresponde según su naturaleza. Así, un toro semental se puede llamar perfecto, no cuando es becerro, ni cuando hapasado la etapa de su mayor vitalidad, sino que es perfecto cuando está en la edad más robusta, cuando tiene mayor fuerza y es capaz de preñar a la mayor cantidad de vacas.
Hay todavía un sentido más específico de lo perfecto, como aquello que puede ser perfectible, es decir, que tiene capacidad de transmitir su perfección a los demás. En los seres vivos esta perfección se transmite sobre todo en sucapacidad para reproducirse.
Si la perfección del ser es lo que lo hace afable, entonces el bien y la perfección son equivalentes. Por eso puede decirse que todo ente es bueno en tanto es perfecto. Esto hace ver que el bien no depende de la voluntad que apetece el ente, sino que el bien depende de la perfección propia del ente. La voluntad anhela el ente, pero no la perfecciona; así, un...
tracking img