Trastornos de la afectividad durante la lactancia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3139 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ministerio de Educación y Cultura
Universidad de la Integración de las Américas

PSICOLOGÍA DEL DESARROLLO I (INFANCIA)

TRASTORNOS DE LA AFECTIVIDAD DURANTE LA LACTANCIA

PROFESORA

Ma. Angélica del Puerto de Maricevich

GRUPO - INTEGRANTES

Celeste Carreras
Tania Centurión
Ma. Victoria Guerrero

Psicología
2º semestre - Turno tarde

Asunción – Paraguay
2009
INTRODUCCIÓN

El bebé, sobre todoen sus primeros meses de vida, es un ser muy vulnerable ante las influencias del ambiente, mucho más que en otras etapas de la vida. En ese momento juega un papel fundamental la familia, y sobre todo la madre ya que el bebé fija sus afectos y emociones en ella, de hecho, es con ella con quien establece el primer vínculo afectivo. Al ser de tal importancia esta relación con la madre, se vuelve unfactor determinante que influye en el desarrollo bebé. En ocasiones esta relación puede verse afectada por distintos factores, y esto puede desencadenar diversas patologías de naturaleza psicosomática en el lactante. A continuación presentamos algunas de las más comunes, como el cólico, el eccema, los vómitos, etc. detallando sus principales características y causas.

TRASTORNOS DE LA AFECTIVIDADDURANTE LA LACTANCIA

Hablar de psicosomática en el niño nos sitúa entre 2 escollos. Por un lado el de ampliar excesivamente el término “psicosomático” y englobar en el los trastornos más diversos desde el momento en que, en el seno de una enfermedad, surge un factor psicológico, causal o reactivo (esta postura puede, por exceso de amplitud dejar sin contenido la noción misma de trastornopsicosomático). El otro peligro estriba en efectuar generalizaciones prematuras partiendo de los estudios psicosomáticos del adulto, y olvidar el carácter específico de las manifestaciones somáticas en el niño, especialmente su constante vinculación con los procesos de maduración y desarrollo.
Conviene, pues, delimitar de antemano que entendemos por “psicosomático”, excluyendo de dicho campo de acuerdo conKreisler y colaboradores:
1. Las reacciones psicológicas secundarias a enfermedades somáticas; por ejemplo, los efectos de la hemofilia, de una cardiopatía o de una malformación congénita.
2. Las agravaciones de enfermedades somáticas a causa de dificultades psicológicas; por ejemplo, los comas diabéticos repetidos en el adolescente que rehúsa a aceptar su inmunodependencia.
3. Lasmanifestaciones somáticas asociadas a un mecanismo mental de conversión, aceptando la dificultad de diferenciar una cefalea por conversión histérica de una cefalea síntoma psicosomático.
4. Las múltiples alegaciones somáticas de los niños que se expresan mediante una queja somática con tanto mayor facilidad cuanto mas predispuesto a escucharles esté el entorno. La fatiga y los dolores de diversaíndole son un ejemplo de ello.
La segunda cuestión que debemos plantearnos es esta: la sintomatología somática del niño, ¿tiene algún rasgo específico comparada con la del adulto? Ante todo cabe señalar que en el momento de nacer no hay nada tan “psicosomático” como un niño. El cuerpo ocupa un lugar privilegiado en el amplio campo de las interacciones con el medio, las distintas funciones fisiológicas(alimentación, eliminación esfinteriana, tono estático y dinámico, etc.) sirven de soporte para la comunicación con el entorno, cuyo papel estriba en “mentalizar” dichos comportamientos, sobre todo gracias a la capacidad de ilusión anticipatoria de la madre. Algunos analistas han llegado a considerar que los síntomas psicosomáticos del adulto expresaban alguna perturbación de la organizaciónfantasmática. El pensamiento funcionaría de un modo operatorio, sin que se instaurara un diálogo con las imágenes fantasmáticas interiorizadas. En el niño, y mucho mas si es pequeño, el dialogo se establece primero no con imágenes, sino con las personas, auténticamente reales, de su ambiente. El síntoma psicosomático ocupa un lugar privilegiado en el sistema de interacción madre-niño, y debe ser...
tracking img