Tratados

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 794 (198449 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ANTROPOLOGÍA TEOLÓGICAMAURIZIO FLICK - ZOLTAN ALSZEGHY |
| INTRODUCCIÓN GENERAL  |
| I El hombre bajo el signo de AdánINTRODUCCIÓN |
| I EL HOMBRE, CRIATURA DE DIOS NOTA PRELIMINAR |
| 1 La condición creada del hombre en el Antiguo Testamento |
| 2 El hombre creado en Cristo, según el Nuevo Testamento (pdf) |
| 3 El hombre creado para la gloria de Dios, según la reflexióncristiana |
| II EL HOMBRE, IMAGEN DE DIOSNOTA PRELIMINAR |
| 4 El tema de la imagen |
| 5 La historicidad del hombre |
| 6 La imagen de Dios, sujeto encarnado |
| 7 La imagen de Dios, sujeto social |
| 8 El origen de la vida humana |
| 9 El término de la vida humana |
| III EL HOMBRE ALIENADO POR EL PECADONOTA PRELIMINAR |
| 10 El hombre "dividido en sí mismo" |
| 11 Lacausa de la división |
| 12 La división del hombre como pecado |
| Conclusión |
| II El hombre, bajo el signo de CristoINTRODUCCIÓN |
| 13 La unión con Cristo, fuente de salvación |
| IV EN CRISTONOTA PRELIMINAR |
| 14 El acceso al Padre |
| 15 Restitución de la semejanza con Dios |
| V POR CRISTONOTA PRELIMINAR |
| 16 La acción de la gracia en la justificación |
| 17La cooperación humana en la justificación |
| 18 Relación entre la gracia y la conversión libre del hombre |
| VI HACIA CRISTONOTA PRELIMINAR |
| 19 El crecimiento de la vida en Cristo |
| 20 La fragilidad de la vida en Cristo |
| 21 Dimensión cósmica de la vida en Cristo |
CONCLUSIÓN GENERAL |
| 22 El misterio de lo sobrenatural |

INTRODUCCIÓN GENERAL
DEL TRATADO «DEHOMINE» A LA «ANTROPOLOGIA TEOLOGICA»
 
1 La teología sistemática conoció ya desde el principio un tratado sobre el hombre que buscaba en la revelación los datos relativos al origen de la humanidad, a la composición esencial del hombre en cuerpo y alma, al libre albedrío, a la inmortalidad del alma, etc. Este tratado, incluido por la neoescolástica en el De Deo creante, se limitaba ordinariamente apresentar una confirmación ex revelatione de las tesis pertenecientes al patrimonio de la «filosofía perenne». Este planteamiento tenía que encerrar necesariamente el peligro de un «concordismo» entre las afirmaciones de la Escritura y de los Padres por un lado, y las de la especulación escolástica por otro; más aún, se abría con ello la puerta a cierta oscilación entre el a priori de lospresupuestos metafísicos, por la aceptación de la revelación, y el a posteriori, que recoge las implicaciones metafísicas sobre el hombre contenidas en la misma revelación. Más tarde, en el tratado De Deo elevante se consideraban los dones perdidos por el pecado de Adán, subrayando su trascendencia en relación con la naturaleza. Finalmente, en el De gratia se analizaba todo el organismo sobrenatural,restituido al hombre por el bautismo, insistiendo de manera especial en el modo de conciliar la eficacia de la gracia con la libertad.
2 La reflexión actual, aunque sin renegar del contenido doctrinal de estos tratados, siente la exigencia de plantear de nuevo las cosas. Más aún, este replanteamiento se ha hecho necesario ante las nuevas instancias metodológicas. Cada una de las partes de la teologíatiene que ser auténticamente «teológica». Sus afirmaciones no sólo han de verse confirmadas por la palabra de Dios sino que tienen que brotar de esta palabra y desarrollarse según su orientación intrínseca. Al buscar la inteligencia de la fe, la reflexión teológica sobre el hombre no puede limitarse a repetir las fórmulas bíblicas. Lo mismo que la revelación, en sus diversas etapas históricas,expresó la realidad humana sirviéndose de las categorías que conocían aquellos mismos a los que iba inmediatamente dirigida, tomándolas del ambiente- cultural de los hagiógrafos, también la teología tiene que conceptualizar su doctrina sobre el hombre en las formas de pensamiento que corresponden al ambiente sociocultural en donde se desarrolla. Además, una teología del hombre no puede ignorar los...
tracking img