Trdgbxrdjum

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (335 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“La literatura moderna”

Es así que la literatura moderna, o acaso la literatura en general, esté condenada a desaparecer? No! De una u otra forma, la literatura seguirá formando parte de lacultura universal, y el libro será ahora y siempre su mejor expresión.
Si  bien algunos autores consideran la aparición de El Quijote de Miguel de Cervantes Saavedra como el inicio de la literaturamoderna –con lo que en lo personal estamos de acuerdo- otros muchos señalan el siglo XVIII como arranque de esta.
Sea cual sea, la literatura moderna enfrenta, durante los siglos XVIII, XIX yXX, su florecimiento, esplendor y perdición.
Del siglo XVIII, podemos considerar que se recuerda como el de consolidación de las letras, amparadas por personajes célebres, pero en el que es poca lagente que sabe leer y poca aún la producción bibliográfica con un sistema de imprenta incipiente.
En el Siglo XX, ese inquietante mundo de industria que pinta Buenaventura explota en su máximaexpresión, incluyendo la industria editorial, y se vuelve una feroz lucha no entre la calidad de una obra u otra, sino entre la mayor capacidad de aplicar la mercadotecnia, publicidad subliminalincluida. El verdadero valor de la literatura pasa a segundo término y los best sellers no acogen por igual al monstruo literario creado que a la validez de su letra. Los lectores se cuentan ya pormillones, pero de igual forma son miles de  millones los ejemplares que se exhiben en millones de librerías. Incluso cafés y tiendas departamentales se convierten en vendedores de libros. Pero...si antes podía fácilmente valorarse al buen escritor entre unos cuantos, ahora es imposible hacerlo entre millones. Fuera de los monstruos sagrados -algunos de los cuales sí tienen un prestigiocimentado en su obra- pocos son los escritores que alcanzan alguna fama, sobre todo en vida. Su obra se pierde entre tantas otras, y es el tiempo el que se convierte en juez inefable de esta....
tracking img