Tren

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1669 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de noviembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tren
[pic]

FOTO: Tren de mercancías
Se denomina tren a un conjunto de vehículos destinados al transporte ferroviario. Un tren es un medio de transporte que circula mediante medios mecánicos por una vía diseñada para él. El ferrocarril puede ir por rieles (trenes convencionales), cables (teleférico) u otras vías diseñadas para la levitación magnética (MagLev). Pueden tener locomotora, una ovarias, pudiendo estar múltiplemente acopladas en cabeza o en configuración push pull (una en cabeza y otra en cola) y vagones, o ser automotores. En este caso los vagones están autopropulsados.

Desarrollo tecnológico del tren a través de la historia

Esta palabra o su equivalente, de fascinante etimología, es casi la misma en inglés, francés, holandés, español o italiano. Las lenguas alemanasy escandinava dieron zug, tåg y tog, emparentadas con el verbo inglés to tug, que tiene el sentido de arrastrar. Hoy definiríamos el tren como un vehículo, múltiple, movido por medios mecánicos que circula por una vía férrea especialmente realizada para él.
Este tipo de vehículo ha hecho más por la transformación del mundo y de la humanidad que cualquier otro medio de transporte, desde que labarca se convirtió en navío. Ha sido para los continentes, lo que fue el barco, durante siglos, para los océanos. Hoy vemos automóviles por todas partes y aviones capaces de sobrevolar la tierra y los mares a gran velocidad, pero antes de que aparecieran estos dos medios de locomoción, el barco y luego el tren permitieron al hombre conocer primero y dominar después el mundo.
En un tiempo muy lejanoalguien inventó la rueda. Poco después, otro inventor descubrió la posibilidad de guiar un vehículo. Ambos acontecimientos tuvieron lugar, seguramente, en Mesopotamia, ese país entre dos grandes ríos del occidente de Asia.

Vehículo guiado

Simplemente, se trataba de aquel vehículo que tenía su camino marcado por las rodadas sobre las que circulaba. Los carros fueron excavando surcosparalelos en las calles de Ur Babilonia, en las antiguas ciudades de Asiria. Los hombres se dieron cuenta muy pronto de que estas rodadas, cuando eran profundas, mantenían a los vehículos sin salirse de una senda y no estropeaban, al circular, las casas junto a las que pasaban, en las estrechas calles de las ciudades que regaban el Tigris y el Éufrates. Más adelante se cubrieron las calles polvorientas oenfangadas con losas, dejando, deliberadamente, los surcos necesarios para que los carros siguieran un camino fijo. No hay que olvidar que la carreta de cuatro ruedas era entonces una invención reciente, y que su eje delantero no era orientable.
Podrá parecer que se está muy lejos del ferrocarril, pero en realidad así nació su idea. El profeta Isaías, hombre de penetrante espíritu, hablando delos asirios y sus carreteras, al volver a su patria en el siglo VIII aC., se refiere a los caminos sinuosos enderezados y a los desniveles aplanados que había visto allí.
Aquellos caminos empedrados no eran más que rutas de paso, pero prestaban inestimables servicios cuando se trataba de transportar pesados bloques de piedra desde las canteras a las ciudades o a los lugares de emplazamiento deciertos monumentos funerarios. Fueron copiados por los griegos que llevaron la idea a Sicilia, e imitados luego por los romanos. Aún pueden verse los caminos de profundas rodadas en las canteras de Siracusa, de donde el tirano Dionisio extrajo materiales para sus obras y en las que trabajaron millares de prisioneros. También se descubrieron en las calles pavimentadas de Pompeya, cubiertas por la lavadel Vesubio el año 79 de nuestra era.
Parece que los griegos fueron los inventores de los apartaderos y empalmes precursores de los que encontramos en nuestros ferrocarriles. Los llamaban ektropoi. Pero no conocían más instrumentos mecánicos que la palanca y la polea. La fuerza motriz la proporcionaban hombres, caballos, asnos, mulas y, a veces, camellos.
El ferrocarril hubiera podido nacer...