Tristan e isolda

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1210 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 6 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
=La lealtad del caballero en Tristán e Isolda=
INTRODUCCIÓN
La tragedia de Tristán e Isolda es una historia medieval del tipo llamado cantar de gesta, en el que se narran las aventuras y se resaltan las virtudes de ciertos personajes.
En el caso específico de Tristán, hijo de Rivalen de Loonois y de Blancaflor de Cornualles, reúne las características del héroe porque se enfrenta a undestino trágico e inevitable, tiene que salir adelante de muchas pruebas y da ejemplo de las virtudes del caballero, pues es valiente, leal a su señor, domina lo mismo los instrumentos de la guerra que los del arte (como el arpa) y su corazón es noble y desinteresado. Más adelante emprende un viaje que marcará su vida y recibirá ayuda mágica, antes de volver a demostrar su lealtad y enfrentarse a lainjusticia de los felones.
Pero a pesar de todas las virtudes heroicas de Tristán, caerá víctima de un hechizo que lo hará traicionar a su rey, por lo que pagará un precio muy alto.
LA LEALTAD DEL CABALLERO
Tristán es rescatado y criado como caballero por el fiel Rohalt, por lo que aprende a manejar la espada y el escudo. Años después llega el momento en el que Tristán debe abandonar supatria y buscar su propio destino. Así llega a Cornualles, donde gobierna el rey Marc. Tristán se hace pasar por un mercader, pero pronto demuestra sus habilidades en la caza y la forma de trozar y quitar la piel de las presas que son capturadas, y consigue acercarse al rey, quien vive en el palacio Tintagel. A partir de ese momento el héroe conquista el cariño de Marc, aunque éste “se preguntabala causa de la simpatía y la ternura que le inspiraba, aunque no podía explicársela. Pero lo cierto era que su sangre había adivinado la presencia del hijo de su amada hermana Blancaflor”.
Tristán se convierte en el favorito de Marc antes de que éste se entere de que se trata de su sobrino, y el héroe demuestra su lealtad a toda prueba al enfrentarse al gigante Morholt, el enviado por el rey deIrlanda para cobrar el tributo que el reino de Cornualles debía pagar. Tristán vence al enemigo, pero es herido de gravedad; entonces, a punto de morir, pide que lo abandonen en su barca y lo dejen a la deriva. Así emprende el viaje que lo llevará a conocer a Isolda, la de cabellos de oro, quien con ayuda de pociones le salva la vida, sin enterarse de que él fue quien mató en combate a Morholt.Tristán vuelve al reino de su tío, para desdicha de sus enemigos, y esto los llena de temor porque saben que el rey le heredará a su sobrino sus propiedades. Por eso, los barones le insisten al rey que debe casarse y tener un hijo. Para salir del paso, Marc les dice que se casará con la dueña de un cabello dorado que le dejan unas golondrinas; nadie puede saber a quién pertenece ese cabello, peroes nuevamente Tristán quien lo descubre; él sabe que le pertenece a la joven que le salvó la vida en Irlanda, así que en otra muestra de lealtad se compromete a encontrarla y llevarla a Cornualles.
LA TRAICIÓN
Tristán vuelve a Irlanda en compañía de cien jóvenes disfrazados de mercaderes. Ahí da una nueva muestra de su valor y astucia, porque el rey había ofrecido la mano de Isolda a quienlograra vencer a un dragón que asolaba la región; Tristán consigue esta proeza, pero queda herido y un senescal (mayordomo) se hace pasar por héroe al cortarle la cabeza al animal mitológico y presentarla para reclamar su premio. Para evitar este matrimonio, nuevamente Isolda salva la vida de Tristán, pero descubre que fue él quien mató a Morholt y decide vengarse; usando su gracia para hablar, elhéroe la convence de que lo perdone y de paso logra que ella se enamore de él.
Pero Tristán, siempre fiel a su señor, cumple su deber y pide la mano de Isolda a nombre del rey Marc, y se embarca de regreso a Cornualles. También, pensando en la felicidad de su hija, la madre de la princesa prepara un filtro de amor que Isolda debe tomar al mismo tiempo que el rey Marc, lo que hará que se...