Tristana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2135 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
RESUMEN POR CAPITULOS
CAPITULO I
En el barrio de Chamberí, Madrid, vivía un hombre llamado don Lope Garrido a sus 57 años, vestía con toda la elegancia propia de una edad más joven que la suya. Vivía como podía en una casa de alquiler. No tenía ninguna profesión y pasaba los días en la calle cortejando a las mujeres con las que se encontraba a su paso.
Con él vivían dos mujeres. Una deellas, la criada Saturna, una mujer alta y delgada, con los ojos muy negros y viuda. La otra, a veces sirvienta y otras no, era una joven esbelta, de piel muy blanca y bella llamada Tristana. El vecindario tenía varias teorías sobre esta joven, unos pensaban que era su criada, otros su hija y otros su amante, pero no era ninguna de ellas, simplemente pertenecía a don Lope.
CAPITULO II
Don Lope eraun hombre generoso y caballeroso, muy amigo de sus amigos, y siempre que necesitaban ayuda este sin pensárselo se la concedía. Un día un buen amigo suyo, Antonio, se casó y se dedicó al mundo de los negocios. Al principio le iba muy bien pero entonces una mañana se encontró sin dinero y encima preso. A los siete días de salir de la cárcel muere y deja a una viuda y a una hija de 19 meses llamadaTristana.
CAPITULO III
Josefina Solís, madre de Tristana, había sido bella en su juventud pero con el paso del tiempo y los disgustos, pero aun así don Lope intento cortejarla y fue rechazado.
Josefina se volvió maniática de la limpieza y de la mudanza lo que resultaba muy cotoso para don Lope. Una enfermedad acabó con ella y dejo a su hija al cuidado de don lope el cual acepto el encargo conefusión.
CAPITULO IV
Don Lope Garrido sostenía que entre hombres y mujeres debía existir una completa anarquía. Y educo a Tristana con sus ideales de conformidad esta, a su vez, aceptaba aquella manera de vivir casi sin darse cuenta de su gravedad. Pero trascurridos ocho meses y cumplidos los 22 años sintió anhelos de libertas y empezó a sentir repugnancia de la vida que llevaba bajo el poder dedon lope.
CAPITULO V
Tristana comentaba con la criada Saturna algunas de las ideas que don lope le inculcaba. Esta había heredado las ideas de don lope sobre el matrimonio, quería ser libre y ganarse la vida con algún trabajo, pero en aquella época las mujeres no ocupaban muchas profesiones. Ella quería dedicarse a la política, a los idiomas o escribir libros. Se conformaba si con ello podíaobtener la libertad pero entonces pensó en don lope y lo sola que estaría si se marchaba de la casa.
CAPITULO VI
Don lope estaba cada vez más viejo su pelo era totalmente blanco y las arrugas de la sien eran cada vez mas profundas, se enfurecía al ver que ya no era el caballero de antes y su humor se desvanecía. Continuamente sometía a Tristana a interrogatorios humillante para mostrar que no sele podía ridiculizar mentalmente.

CAPITULO VII
Aunque don lope le prohibía salir a Tristana esta, a pesar de todo salía todas las tardes a pasear con Saturna. Los domingos iban a visitar al hijo de esta, Saturno, el cual no era muy agraciado y normalmente este día las calles solían estar llenas de gente y niños jugando. Un día que Tristana fue a ver a Saturno, se encontró con un joven apuesto,alto, moreno y con una barba corta, esta no paraba de pensar en él. La tarde siguiente se volvió a encontrar con el joven y hablaron, Tristana se había enamorado de él y ambos declararon su amor por el otro.
CAPITULO VIII
El joven se llamaba Horacio Díaz, hijo de un español y de una austriaca. Nació en el mar, y fue criado en Orán, Savannah y en Shangai. Su padre era cónsul y la familia viajabacontinuamente. Sus progenitores murieron cuando él tenía trece años y quedo a cargo de su abuelo paterno, que vivía en Alicante. Horacio contó a Tristana su adolescencia. A su abuelo no le gustaba que se dedicase a la pintura ya que quería convertirlo en un hombre de negocios. Los hijos del abuelo se fueron de casa y las hijas se casaron malamente debido al tiránico anciano. Horacio se pasaba...
tracking img