Tsu rel.industriales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3872 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 13 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
2 ÉTICA MARXISTA
Ética elaborada por Kart Marx en el siglo XIX. Era el ideólogo del comunismo. Por lo tanto Marx hace una teoría ética, que se enmarca en una teoría más amplia, que es el comunismo. El punto de partida de la ética es una crítica a la realidad social de su época.
*¿Cuál es la realidad social de su época?
Surge tras la Revolución Industrial. Según Marx la situación es que lasociedad está dividida en dos clases sociales: burguesía (empresarios a los que Marx llama capitalistas y poseedores de los medios de producción) y proletarios (obreros, fuerza de trabajo).
Al dominar la burguesía, esto conlleva a la explotación de los trabajadores. Marx se opone a la justificación de esta explotacion, ya que está justificado teóricamente que deben ser explotados desde dos ámbitos:por un lado se justifica desde la versión capitalista de Stuar Mill, los obreros son la minoría económica que se sacrifica frente a la mayoría economía (burguesía) y, también, por otro lado, desde el ámbito de la religión cristiana. Lo que dice Marx: “No solo están en una situación de explotación sino que tienen que estar contentos.”Es una crítica a la situación y a la justificación.
Marx proponeacabar con esa situación, es la revolución y la desaparición de las clases sociales.La manera de hacer la desaparición de las clases sociales es el reparto de los medios de producción mediante la abolición de la propiedad privada. El reparto de los medios de producción y abolir la propiedad privada son las bases del comunismo.
Explotación de la clase obrera! acabar con las clases sociales! Abolirla
propiedad
! ! privada
Actuación !Igualdad de todos los!COMUNISMO { ! !
autónoma seres humanos ! ! Medios de
! producción
Autobligación controlados
Universalidad por el Estado
Incondicionalidad
La teoria de la Virtud
En la teoría de la virtud se echa de ver en seguida de un modo especial que Aristóteles es un hombre de la experiencia. Define, divide y describe la virtud con unasombroso sentido práctico y la mirada abierta a los más variados detalles, y señala asimismo las vías prácticas que llevan a ella. Lo que aquí nos da Aristóteles puede considerarse como la primera fenomenología de los valores y a la vez como la fundamentación filosófica de una fenomenología del carácter humano. La virtud es para Aristóteles “aquella actitud de nuestro querer que se decide por eljusto medio, y determina este medio tal como suele entenderlo el hombre inteligente y juicioso”. (Ética a Nicómaco, 1106b).

Más breve, virtud es el natural obrar del hombre en su perfección. Y puesto que la naturaleza específica del hombre consiste en su ser racional, y este ser racional se escinde en pensar y querer, tenemos ya con ello los dos grandes grupos capitales de virtudes: las virtudesnoéticas y las virtudes éticas. Las virtudes dianoéticas son las perfecciones del puro entendimiento, tal como se dan en la sabiduría, en la razón y el saber; donde, como se comprenderá, el conocer se ejercita por el conocer mismo, por amor de la pura intuición de la verdad. Hasta aquí el campo de la razón teorética. Igualmente las tenemos en el arte, o facultad de hacer (tecné), y en laperspicacia y prudencia, saber práctico o razón práctica.

Es esta terminología se advierte la huella del socratismo y del platonismo; si no es las palabras, sí en la realidad se concibe la vida entera del hombre desde un punto de vista netamente intelectualista, sin negar que con su distinción entre razón teórica y razón práctica se acerca Aristóteles más que aquellos sus maestros a la realidad. Lasvirtudes éticas. Mayor acercamiento a ésta envuelve aún su introducción del concepto de virtud ética. Con ello persigue expresamente el fin de hacer justicia al hecho del querer, como peculiar facultad espiritual fundamentalmente distinta del mero saber.

Las virtudes éticas tienen efectivamente su campo de acción en el sometimiento del cuerpo y de sus apetitos al dominio del alma. Ciertamente...
tracking img