Turbinas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 255 (63548 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA GRAMÁTICA DEL

AMOR
ROCÍO CARMONA

Primera edición: febrero de 2011 Primera edición digital: marzo de 2011 Diseño de cubiera: MBC Edición: Marcelo E. Mazzanti Coordinación editorial: Anna Pérez i Mir Dirección editorial: Iolanda Batallé Prats © 2011, Rocío Carmona, por el texto © 2011, Meritxell Ribas, por las ilustraciones © 2011, La Galera, SAU Editorial, por la edición en lenguacastellana Citas de obras y canciones, © sus respectivos propietarios Narrativa singular es un sello de la editorial La Galera La Galera, SAU Editorial Josep Pla, 95 - 08019 Barcelona www.lagalera-editorial.com - info@grec.com

Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra queda rigurosamente prohibida y estará sometida a las sancionesestablecidas por la ley. El editor faculta a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, w w w .cedro.org) para que pueda autorizar la

fotocopia o el escaneado de algún fragmento a las personas que estén interesadas en ello.

A mi madre, que sigue enseñándome a amar todos los días.

«En una hora de amor hay una vida entera.»
HONORÉ DE BALZAC

1. DIEZ PRINCESAS
El amor es un infiernodonde te quedarías a pasar la eternidad. Eso Irene lo sabía muy bien. Desde que se había enamorado, había perdido el apetito y no lograba conciliar el sueño. Cada vez que cerraba los ojos lo veía a él. Liam. Con sólo pronunciar aquel nombre, aunque fuera para sus adentros, temblaba por entero, como si estuviera desnuda en el Ártico con el corazón incendiado. Mientras pensaba eso, Irene sacó punta a sulápiz mordido en el extremo, totalmente ajena a lo que sucedía a su alrededor. Una sonrisa de ensoñación se dibujó en su cara de gata mientras se inclinaba, una vez más, sobre el pupitre. No estaba tomando apuntes, aunque iba bastante pez en gramática inglesa.

Desde que había empezado el curso en aquel internado británico, le estaba costando seguir el ritmo de la clase. Tras el divorcio desus padres, la habían facturado al sur de Inglaterra para alejarla de su pequeña tragedia doméstica En aquel lugar melancólico y aislado, el idioma no era el problema, ya que su padre era norteamericano y, por tanto, ella era medio nativa. Aunque la gramática era otra cosa. ¡Cuántas excepciones! Mientras Peter Hugues, el profesor de lengua, apuntaba una interminable lista de phrasal verbs en lapizarra, Irene se afanaba en escribir algo crucial e incluso más complicado… Nada menos que su primera declaración de amor. Sonrió nerviosa mientras trataba de encontrar la combinación de palabras justa, aquella que expresara sin cursilería los sentimientos de un amor que empezaba a desbordarla. Aún no se explicaba cómo era posible que Liam, el chico más deseado de la escuela, se hubiera fijado enella. Sin duda, era un milagro. ¿Quién le iba a decir que aquel rubiales irresistible, que

podía tener a cualquier chica, la elegiría justamente a ella, a la ratita de biblioteca? «Si mis amigas de Barcelona lo supieran…», pensó Irene ante el papel en blanco. Habían comenzado a hablar el segundo día de clase, mientras ella hacía cola en la fuente del pasillo. Él se había reído amablemente deIrene, que iba cargada hasta el cuello de libros, carpetas y libretas. Le cedió caballerosamente su turno en la cola y terminaron charlando de camino a clase. Desde entonces se habían visto casi cada tarde, cuando Liam terminaba sus entrenamientos con el equipo de fútbol, en el que era la estrella. Paseaban por el bosquecillo que dividía los dos edificios del internado que servían de residencia a losalumnos, uno para las chicas y otro para los chicos. El camino moría en el acantilado. A Irene le encantaba aquel escenario salvajemente romántico. Las olas rompían con fuerza contra las rocas y casi no se podía hablar a causa del fragor, pero el viento húmedo y el rugido del mar le cuando resultaban tonificantes. Además,

avanzaban por la zona más escarpada y rocosa del barranco, Liam...
tracking img