Umberto Eco Signo El Hombre Como Animal Simbolico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1195 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de mayo de 2015
Leer documento completo
Vista previa del texto
Signo
Umberto Eco

Traducido por Francisco Serra Cantarell

Título original:
Segno, 1973

La paginación se corresponde
con la edición impresa. Se han
eliminado las páginas en blanco

4. LOS PROBLEMAS FILOSÓFICOS
DEL SIGNO
4.1. El hombre como animal simbólico
Se ha llamado al hombre animal simbólico, y en este sentido, no solamente el lenguaje verbal sino toda la cultura,
los ritos, lasinstituciones, las relaciones sociales, las costumbres, etc., no son otra cosa que formas simbólicas (CASSIRER,
1923; LANGER, 1953) en las que el hombre encierra su experiencia para hacerla intercambiable; se instaura humanidad
cuando se instaura sociedad, pero se instaura sociedad cuando
hay comercio de signos. Por medio del signo el hombre se
aparta de la percepción bruta, de la experiencia del hic etnunc,
y abstrae. Sin abstracción no puede haber concepto, pero sin
abstracción ni siquiera puede haber signo. Se discute mucho
sobre la existencia (en nuestra mente, en el mundo superuranio o en las cosas) de algo que corresponda al concepto o a la
idea de caballo; pero es bien cierto que existe un signo que,
si no se pone en el lugar de todos los caballos, por lo menos
se pone en lugar de algo quepor comodidad llamamos la idea
de caballo. Toda la discusión filosófica sobre las ideas nace
porque articulamos signos. Se elaboran signos incluso antes de
emitir sonidos, y en todo caso, antes de pronunciar palabras.
Según los psicoanalistas, el niño dedicado a su primer juego
simbólico, que esconde y hace aparecer un objeto (/Fort – Da!,
Fort + Da! /, según un ejemplo de Freud), ya instaura eljuego
.

107

estructural y significativo, la oposición significante de la presencia y ausencia.
Se considera que la cultura nace cuando el hombre elabora
utensilios para dominar la naturaleza; pero se ha aventurado la
hipótesis (Eco, 1972) de que el utensilio como tal, solamente
aparece cuando se ha instaurado la actividad simbólica, o lo
que es igual, que señala la instauración de estaactividad. En
África se han hallado esqueletos de australopitecus junto a esqueletos de babuinos, que presentan todos un agujero en el
cráneo; y junto a los esqueletos de australopitecus había piedras. Los australopitecus habían individualizado las piedras, no
como objetos de la naturaleza, sino como posibles instrumentos, que podían empuñarse como un arma: habían inventado
el utensilio. Pero para quehubiera utensilio (y por lo tanto,
cultura), parece que se precisaban las siguientes condiciones:

a) un ser pensante establece la nueva función del guijarro
(no es necesario que lo pulimente y lo convierta en badajo);

b) lo «nombra» como «guijarro que sirve para algo» (no
es necesario que lo nombre para otros o en voz alta);

c) lo reconoce como «guijarro que responde a la función X
y que tiene pornombre Y». No es necesario que lo utilice una
segunda vez; basta con reconocerlo; y no es necesario que lo
nombre para otros; basta con que el guijarro utilizado hoy por
el ser K aparezca al día siguiente, para el mismo ser, como
signo visible de la función posible; de esta manera, K1 ha establecido las reglas para significar a K2 la función del guijarro.
Tan pronto como se instaura una formaobservable e interpersonal de comportamiento sígnico visible, existe un lenguaje.
Hay quien cree que este lenguaje es ante todo verbal, que la
verbalización es la misma forma del pensamiento, que no se
puede pensar sin hablar; por ello, la semiología (cf. BARTHES,
1964) no sería más que un capítulo de la lingüística, y la ciencia del lenguaje verbal, la única que puede explicarnos la estructura tantode la mente como del inconsciente.
108

Según Lacan (LACAN, 1966), en el origen de la formación
de nuestro ego ya está la cadena significante ; el lenguaje nos
precede y nos determina. Incluso hay una diferencia en el
hablar entre el sujeto de la enunciación y el sujeto del enunciado, lo que explica el hecho de que, cuando empezamos a
hablar, salimos de una «naturaleza» incognoscible para...
tracking img