Un amor verdadero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1082 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 30 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
En un pueblo muy pequeño llamado El Bernal, un día muy oscuro y lluvioso, un 16
de Abril, vagaba por las calles un niño inocente que hasta ahora estaba empezando a vivir, tenía 12 años, él era de estatura media, ojos verdes y muy apuesto, vestía de una manera desagradable que cuando pasaba dejaba sus malos olores, desde pequeño fue abandonado y discriminado nunca había conocido a nadie de sufamilia, este niño se sostenía con lo que las personas le obsequiaban, aunque como era tan pequeño no podía trabajar, era muy emprendedor, a veces se ofrecía a trabajos como lavar carros, hacer aseo en las casas y muchas cosas más por el estilo, no le pagaban lo que merecía y recibía humillaciones por su vestimenta que compraba con lo poco que ganaba; si le alcanzaba compraba un pan y algo de beber,no tenia para más, así sobrevivía por las calles de ese pequeño pueblo donde fue abandonado, no tenia malas costumbres a pesar de los duros golpes de su vida, nunca cogió vicios, ni le hizo mal a nadie, soñaba con tener un hogar, un plato de comida todos los días, poderse bañar, quedar con un olor fresco y que nunca nadie más lo discriminara y humillara por su apariencia.

Un20 de Julio llegó a una casa muy grande y hermosa con un jardín resplandeciente, flores de todos los colores y olores, la casa olía a dulces de sabores, dentro de esta casa vivía Claudia, una mujer con unos 38 años de edad, estatura baja, con una escultura muy bella, cabello liso, negro y muy largo; esta señora hacia sus labores en la casa en tiempo libre le gustaba coser y su esposo Germán, unhombre de mal carácter, muy alto, gordo y ordinario, que trabajaba en uno de los castillos más grande y lujoso del pueblo como celador, éste era muy bien pago, tenían una hermosa hija llamada Cristina de 11 años de edad, su cabello mono y liso, largo y abundante, ojos cafés grandes, rostro muy impactante, era la adoración de estos padres, nunca le había faltado nada, su padre siempre estuvo alpendiente, este niño quiso ir a ver quien habitaba esta casa y golpeó la puerta, salió una voz fuerte “¿quién es? ¿quién es?” repitiendo varias veces pero nadie contestaba, estaba afuera ese pequeño niño con cara de susto y sorpresa, le preguntó “qué quieres, a quien buscas, acaso se le perdió algo por acá”, el niño era callado, no hablaba, sus piernas temblaban, empezó a llorar diciendo “discúlpemeseñor, discúlpeme, no quise molestarlo, solo pasaba para ver si necesitaba que podara su jardín o algún oficio solo quiero un poco de dinero para comprarme algo de comer, hace 3 días no pasa por mi garganta ni una gota de agua”, el señor le dijo; “muchacho, creo que llegaste en un buen momento” si puedes podar mi jardín te pagaré para que te compres ropa y comas lo de 3 días.

El niño aceptó sinpensarlo y empezó a hacer su labor, la niña le gustaba salir todas las tardes a rociar su bello jardín, cuando vio a este niño pensó que un ladrón había entrado a su casa, salió corriendo y le dijo a su madre, ella se lo explicó y la niña quedó tranquila, la niña volvió al jardín y allí estaba todavía Carlos, él volteó a verla y quedó impactado, la veía y no se cansaba de verla, se le acercó y lepreguntó “¿cómo te llamas hermosa niña?” y ella no le respondía, le pregunto varias veces hasta que ella le dijo “yo no hablo con desconocidos, me lo enseñaron mis padres”, Carlos no le volvió a preguntar nada, ella le dijo “porque tan pequeño y ya trabajas” él le contestó “a desconocidos no les cuento lo que me pasa” ella quedó sorprendida y molesta, nadie le faltaba al respeto porque su padrelo castigaba y mucho menos que estuviera en su casa, era una ofensa para ella.

Cuando el niño terminó su labor fue donde el señor, y éste lo que le había prometido se lo cumplió, salió saltando en un pie de alegría y de inmediato compró algo de beber y de comer y diciendo “gracias Dios, siempre eres tan grande, que te acuerdas de mí”, disfrutaba de su comida.
Él siguió su rumbo solitario y...
tracking img