Un asunto entre colegas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3135 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ÉTICA, RESPONSABILIDAD SOCIAL Y TRANSPARENCIA

UN ASUNTO ENTRE COLEGAS

Cuando tenía 17 años tenía la firme intención llegar a ser un médico renombrada, conocida por mi calidad, pero por sobre todas las cosas por mi integridad moral. Tenía ilusiones como cualquier adolescente que se entusiasma y no mide sus propias fuerzas, pero además tenía la mente muy clara y como en casa me habíanenseñado a vivir enérgicamente los valores, creí que tenía la vida resuelta. Hoy he conseguido lo que en aquellos días me propuse, aunque confieso que no ha sido gratis, mis responsabilidades a veces me impiden darme cuenta de lo feliz que soy y lo más duro: estoy sintiendo que me he traicionado a mí misma.

El origen de mis valores Soy hija única y eso no es fácil, mi madre ha trabajado siempre y me hadado todo lo que ha podido. De mi padre prefiero no hablar, pues es como si no lo tuviera. Los primeros doce años de mi vida mi mamá y yo vivimos en casa de mis abuelitos. Ahí vivíamos mi abuelito, mi abuelita, mi tía Andrea, mi mamá y yo. Mi abuelita estaba al pendiente de la comida y de que la ropa estuviera limpia, además de la casa. Era como mi mamá durante todo el día. Mi abuelito ya notrabajaba por su edad y porque su estado físico ya no se lo permitía. Él era una persona muy noble y comprensiva, platicábamos por horas, yo le decía lo que sentía y él me escuchaba pacientemente. Era mi mejor aliado; yo podía platicarle mis secretos, mis tristezas y todo lo que me molestaba de la vida (aunque fueran cosas pequeñas). Él simplemente se reía haciéndome sentir que era mi cómplice. Yo loadmiraba y lo quería como se debe querer a un papá, bueno eso digo yo, quizá porque no tuve uno de verdad. Mi tía Andrea era la directora de la primaria en la que la mayoría de mis primos y yo, estudiamos. Ella era quien me ayudaba con mis tareas por las tardes y la que me exigía ser muy responsable en el colegio. Aunque me exigiera tanto, yo sentía su cariño. El abuelo murió en febrero de 1981cuando yo todavía no cumplía los diez.

1

ÉTICA, RESPONSABILIDAD SOCIAL Y TRANSPARENCIA

Mi primera edad adulta En la navidad de 1983, después de la cena en la que estuvieron casi todos mis tíos y mis primos, mi mamá anunció que tenía una buena noticia: “Ya pagué el enganche de mi casa y me la entregan en la primera semana de febrero. Así que están todos ustedes invitados”. Entre risas,felicitaciones y abrazos, lamenté mucho enterarme de esa noticia. Ahora viviría casi sola. Mi mamá tenía muchas deudas y ahora esto. Seguramente casi no estaría en casa. Ella estaba acostumbrada a trabajar desde las siete de la mañana hasta las seis de la tarde. Yo salía de la secundaria y me iba a casa de mi abuelita a comer. Cerca de las cuatro yo tenía que irme a mi casa, para hacer el aseo, lavarla ropa que se juntaba, preparar algo de cenar y esperar a mamá. Después de ayudarle a limpiar la cocina comenzaba a hacer mi tarea. A veces terminaba muy noche, o muy de mañana, pero siempre hacía la tarea. Mi tía Andrea me enseñó que las tareas bien hechas son importantísimas para adquirir hábito de estudio y fuerza de voluntad. Extrañaba mucho mi vida en la otra casa, sobre todo al abuelo, perosabía que todo eso era imposible de volver a vivir. Mi mamá y yo no teníamos mucha comunicación, posiblemente porque ella trabajaba mucho y llegaba agotada, tal vez me seguía viendo como a una niña y por eso no me platicaba sus cosas, pero siento que pudimos ser mejores amigas. Total, yo la quería mucho y sabía cuánto se sacrificaba por mí, sólo faltaba disfrutar más de nuestra compañía.

Laelección de universidad Durante el verano del 87, cuando terminé el penúltimo año de la prepa comencé a investigar en las distintas universidades los costos y los planes de estudio. Yo sabía desde niña que lo mío era ser doctor, ahora sólo faltaba saber de cuál universidad. Busqué en tres o cuatro y la verdad es que me percaté de que mi madre no podía pagar una escuela particular. Qué lástima. Yo...
tracking img