Un camposanto en el centro de la ciudad de vitoria-gasteiz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (742 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UN CAMPOSANTO EN EL CENTRO DE LA CIUDAD DE VITORIA-GASTEIZ Cuando la gente pasea por la calle de los Fueros, la calle Ortiz de Zárate o la calle Independencia de Vitoria-Gasteiz ¿sabe que lo estáhaciendo sobre un antiguo cementerio? Cada vez que se realizan obras en esa zona, la aparición de unos restos humanos es habitual. La última vez ha sido al derribar unos edificios en la confluencia de lacalle de los Fueros con la calle de San Prudencio, en el lugar donde estuvo la zapatería El Rápido. Parece ser que toma cuerpo la opinión de que el motivo de que estuvieran allí esos cadáveres es laexistencia en la zona de un antiguo cementerio galo. Efectivamente, ese camposanto existió. Si vamos al cementerio de Santa Isabel y cogemos la primera calle de la izquierda, cuya denominación es lade San Juan, pasado el cruce con la calle de San Vicente y poco antes de llegar a la de San Prudencio, podemos contemplar pegada a la tapia verjada una vieja cruz con una inscripción deteriorada casiilegible. Afortunadamente, en el Archivo Municipal existe una fotografía de esa cruz realizada en 1956 por Santiago Arina. En ella, se aprecia la siguiente leyenda: “Camposanto de militares en el año1795”. Si se tiene en cuenta que los enterramientos en el cementerio de Santa Isabel comenzaron en 1808, lógicamente, esa cruz fue trasladada allí desde otro lugar. ¿Cuál es su origen? La respuesta seencuentra en una entrevista realizada por Ángel Viribay al capellán-administrador del Cementerio, Luis Fernández de Retana, publicada en el Pensamiento Alavés el dos de noviembre de 1953, día de losdifuntos. Por ella sabemos que fue encontrada en 1856 por un labrador con su arado en un terreno situado en la calle del Mediodía frente a la casa palacio de la marquesa de Legarda. Con la cruz habíaun gran número de restos de cadáveres. El alcalde de la época, Francisco Juan de Ayala, mandó el traslado de todo lo encontrado al cementerio de Santa Isabel. La calle del Mediodía mudó su nombre en...
tracking img