Un disfraz para navidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1691 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
UN DISFRAZ PARA NAVIDAD

Al ver aquel aviso, me emocioné; al fin había encontrado un trabajo a mi medida y altura, ya llevaba mas de tres años tratando de encontrar un trabajo como ese, tan bien remunerado en este mundo, en donde lo que llevas puesto te clasifica en cierto orden social, ! IMAGINENSE UN POLLITO !. Ya me imaginaba dentro de las grandes elites con mi disfraz de pollito, tener mipropia oficina, y hasta mi propia bicicleta.

El dueño del local era una persona que no es desconocida a cualquier prototipo que el hombre imaginase en sus narraciones, que hoy en día, han cobrado tanta fama. Nada mas y nada menos que “ El Gordo Bonachón “, de quien me hablaba mi madre en esos tiempos que ella amaba, Las Vísperas de Navidad ( creo que vale la pena aclarar una cosa en estemomento, y es que cada uno de nosotros tenemos un hobby con el cual nos olvidamos por un momento de la realidad, y le abrimos paso a la imaginación ; pues bien, el de mi madre era organizar, barrer y trapear toda la casa, para que cuando llegasen los invitados del 24 de diciembre, viesen el verdadero amor que ella le tiene a su hogar, y ,mas especialmente a ese día, talvez era parecida como a esosmonstruos de películas, en las que estos se retroalimentaban de los pensamientos de “las victimas”, generando una adicción a la ira y miedo que irradiaban ellos por medio de sus alaridos; claro, en el caso de mi mamá, pues ella se alimentaba de los alagos que recibía como: < Que piso tan brillante > . No se realmente que le gustaba de estos, pues en mi opinión, esos no llegaban a la altura de seralagos).

Transcurrieron unas tres horas antes de que me atendiera …“ Don Nicolás ”, como le diré de ahora en adelante, y cuando lo hizo, me dijo: < Chico, seré muy claro con tigo, considero que al igual que todo el mundo, crees que soy aquel buen hombre que todas las noches del 24 de diciembre le reparte juguetes a los niños, entrando por una chimenea y despidiéndose con un Jo Jo Jo, pues…acércate….te engañaron, no te preocupes, no solo a ti y al resto del mundo,…a mi también, pero si quieres, acompáñame, te lo diré todo en mi humilde sala>. Yo solo asentí con la cabeza, y le seguí por un largo y estrecho pasillo que me recordaba a mi habitación, oscura y vacía, y cuando por fin llegamos, me sorprendí. Nunca había visto un lugar mas desordenado; realmente ese señor no vivía en laclarísima nieve del Polo Norte, y mucho menos acompañado por los bienaventurados enanos con su clásico habito, que combinaba a la perfección con los colores de las bolas del árbol de navidad. Esa nueva imagen que se creo en mi mente de un Santa Claus tan …diferente, hizo que mi cuerpo entrase en shock, y hasta llegue a pensar que aquel hombre no era quien decía ser, …que idea tan loca.

Si bien, eseSanta no era el Santa que todos nos imaginábamos, pues imaginen al Ratón Pérez. A lo mejor es una rata que vive de caño en caño vendiendo nuestros dientes para así, poder costear su queso diario (como todos lo sabemos, en las oraciones que las ratas hacen a la madrugada, nunca dejan de incluir “…dadnos hoy nuestro cheese de cada día .”, pues no creo que esta rata sea la excepción) y apenas si nos dacomo comisión dos míseras monedas, y un pedazo de papel.

Entre a su bien calificada “humilde” sala , en donde me invito a que me sentara en un sillón, nada mal a comparación del que tenia en mi casa, tal vez se debía al moho, que creaba una sensación de esponja, y créanme que se sentía realmente muy elegante.
Me acerco una taza de leche y se sentó al frente mío, en otro sillón, muy similar alque yo usaba, y empezó: < Te contare todo: Hace aproximadamente 3000 años, yo era un joven emprendedor que se dedicaba a tallar madera, creando caballos gigantescos, bailarinas con hermosos tutues, y carruajes de los mas rapidos que puedas imaginar. Todo mi negocio iba bien, y ya habia podido lograr superar que mi padre nos haya abandonado a mi y a mi madre, por una mujer, quien si le costeaba...
tracking img