Un dramaturgo atraviesa el siglo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1194 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
UN DRAMATURGO ATRAVIESA EL SIGLO: ANTONIO BUERO VALLEJO; LA CRÍTICA SOCIAL; LA ÉTICA Y EL COMPROMISO CON EL SER HUMANO; LA TÉCNICA DRAMÁTICA; EL SIMBOLISMO; LOS PERSONAJES; LA EVOLUCIÓN (desde Historia de una escalera hasta Misión al pueblo desierto).


Antonio Buero Vallejo nació en Guadalajara en 1916, y su primera vocación fue la pintura. Cursó estudios de Bellas Artes en Madrid. Trasuna crisis religiosa, crecen sus inquietudes políticas. En 1936 se alista en el ejército republicano. Al término de la guerra es condenado a muerte, pero se le conmuta la pena por treinta años de cárcel. En una de las prisiones coincide con Miguel Hernández. Dos años después de salir de la cárcel, en 1949, “Historia de una escalera” gana el premio Lope de Vega. En los años 60, la fama de BueroVallejo se consolida y se extiende a Europa y América. En 1971 es elegido miembro de la Real Academia. En 1986, el premio Cervantes.. Muere en Madrid en el año 2000, por lo que su trayectoria vital, 1916-2000, y su trayectoria dramática, 1949-1999, confirman el concepto de “un dramaturgo atraviesa el siglo”.
Las obras de Buero giran en torno a aquellos que buscan realizarse como personas yescapar de ese mundo lleno de limitaciones. La búsqueda de la felicidad, de la verdad, de la libertad, se ve obstaculizada por el mundo concreto en que el hombre vive. Esta temática ha sido enfocada en un doble plano: en un plano existencial de meditación sobre el sentido de la vida, sobre la condición humana, en la que se entretejen ilusiones, fracasos, soledad; y en un plano social, en ciertosentido, político: denuncia de inquietudes e injusticias concretas que atañen a las estructuras de la sociedad, a las formas de explotación, o a los mecanismos de un poder opresivo. Con ambos planteamientos se entreteje un enfoque ético, de búsqueda de la verdad, de la defensa de la honradez consigo mismo y con los otros, del amor a la justicia, elementos constantes en su obra, lo que dice muchode Buero, el gran dramaturgo y el gran moralista.
Buero Vallejo es, ante todo, un trágico. La tragedia supone una mirada consciente sobre el hombre y el mundo, pero no una visión pesimista. Su función es doble: inquietar y curar. Inquietar, planteando problemas pero sin imponer soluciones; y curar, en cierto sentido, ya que señala la necesidad de una superación personal y colectiva. Sustragedias proponen lecciones evidentes de humanidad. La tragedia se desencadena por una transgresión moral que un personaje ha cometido libremente y de la que es responsable. Obras representativas de estos enfoques son Historia de una Escalera (crítica social), El Tragaluz (crítica social, política, enfoque ético), Las cartas boca abajo (critica social) y La ardiente oscuridad, entre otras.

Encuanto a la técnica teatral, ya en sus primeros años de producción teatral, Buero Vallejo escribió sus obras empleando una técnica que puede considerarse "cerrada", sin variaciones notables respecto de sus predecesores. Sin embargo, a partir de 1960, Buero dio un giro a su técnica dramática, creando así una "construcción abierta" que se caracterizó por incorporar nuevos elementos como el escenariomúltiple y la construcción más compleja de la acción, empleando algunos recursos como rupturas en la línea temporal; así como recursos de participación que persiguen la involucración del espectador en la obra (recordemos ciertos procedimientos que permiten penetrar en la conciencia o las obsesiones de los personajes como el ruido del tren en El tragaluz).
Posteriormente incorporó otroselementos también innovadores, llamados "efectos de inmersión"; que permiten al espectador "oír" o "ver" tal y como lo hace o percibe un personaje de la obra. Es digno de mención el tratamiento que recibe el tiempo en “La detonación”, en el que aparece distorsionado y condensado.




También en sus inicios, y siguiendo el modelo del dramaturgo noruego Henrik Ibsen, apostó por el realismo...
tracking img