Un perro malo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (547 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un perro malo

Era bastante grande, de color café oscuro, con una gran mancha en el cuello y pecho. No muy peludo, cabeza alargada y unos colmillos duros, amarillos y afilados. Apareció una tardefrente a mi casa, herido de una pata, justo cuando papa llegaba de la veterinaria donde trabajaba. Viendo que el animal estaba sufriendo lo metió al garaje, bajó del auto sus instrumentos y susvendas, y lo curo. Después lo traslado al patio trasero. A mama nunca le gusto ese perro. Cuando lo vio por primera vez opinó que había mucha maldad en sus ojos. Estaría en casa unos días hasta querepusiera. Por si las moscas, papa lo vacuno contra todo incluso hasta la rabia. Mama no me dejaba acercarme al perro nuevo, así que yo lo veía a través del ventanal de mi cuarto que da al patio. Mientras yohacia mi tarea, el animal se echaba del otro lado y no me quitaba la vista de encima. Poco a poco el perro se fue fortaleciendo. Una tarde mientras estaba yo en mí cuarto chateando con la webcamprendida por si alguna de mis amigas estaba conectada, el perro comenzó a ladrar. Volteo a mí, y ya no pudo dejar de hacerlo. Porque el perro aquél empezó a transformarse horriblemente. Primero le comenzóa salir algo del cuello, como una bola que se fue convirtiendo en una cabeza idéntica a la que tenía. Después le salió otra cabeza del otro lado. Los seis ojos de las tres cabezas se pusieron muyrojos. Su cuerpo comenzó a crecer, su cola se alargó. Sus patas se engrosaron, haciéndose muy pesadas para poder sostener su enorme cuerpo y las tres espantosas cabezas que rugían con sus hocicos llenosde espuma. Me moví despacio para salir de mi habitación, pero él me detecto. Las cabezas se voltearon hacia mí y de pronto, el perro dio un salto y a travesó el ventanal haciéndolo pedazos y entrando ami cuarto aprisionándome contra la pared. Iba a devorarme. Grité, pero al parecer no había nadie en casa. La cabeza del centro se me acerco con las fauces abiertas; vi ante mí dos hileras grandes...
tracking img