Un poco de todo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1987 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Otra de las cuestiones que planteó Dean MacCannell en la década de los
70 es que la actividad turística se ha transformado en una “forma ritual
moderna”, que algunos autores relacionan con ciertos comportamientos de tipo
religioso. Esta relación hace que el escenario turístico sea percibido de una
forma idealizada, que supone una “sacralización” del destino (MacCannell,
1999: 43 - 45). Esdecir, que el turismo moderno podría llegar a cumplir las
funciones que desempeñaba la religión en el pasado (MacCannell, 1973: 589).
En esta línea, se puede equiparar el turismo a un “tiempo sagrado”
(Graburn, 1992: 5), es decir, a un tiempo distinto al ordinario. Esta idea es
recogida en el modelo elaborado por Jafar Jafari (1988; 1989), en el cual se
utiliza la “metáfora del trampolín”(figura 2.4.) para explicar el modelo
turístico.En este modelo, al igual que en los casos anteriores, se marca una
contraposición entre la vida cotidiana y la experiencia turística que se
desarrolla en un “tiempo intenso”, y se señalan, a su vez, dos momentos, en la
figura los espacios AB y CD, que suponen un “proceso emancipador” el
primero, en una preparación para la animación turística, y una”repatriación”
el segundo, que supone el retorno a la vida cotidiana.

Figura 2.4. Metáfora del trampolín (Jafari, 1988: 32).
La imagen representada es la que lleva al potencial visitante, a la
persona que está preparándose para una experiencia turística a diferenciar la
vida cotidiana de lo extraordinario. De este modo, aunque la creación de una
imagen turística no puede ser separada decuestiones tales como las nociones
de poder o de control económico, como se ha señalado en un primer momento,
la percepción de la imagen supone la creación de nociones estereotipadas de
los destinos, que muchos autores siguen interpretando como la “experiencia
sagrada del turismo” (Tresidder; 1999: 146 - 147).
Existe una imagen previa, pero también una imagen posterior al viaje. El
destinoturístico se idealiza, se exalta en la preparación del viaje. De este
modo, no todo se reduce al momento en el que se desarrolla la actividad
turística, ya que existe un antes y un después.Una vez concluida la experiencia turística, ésta se revive en el lugar de
origen. El turista regresa a la cotidianidad, como en un “rito de paso”5
, pero la
experiencia vivida supone una transformación. Lasfotografías, los recuerdos,
los momentos vividos, las visitas y estancias en ciertas localidades y espacios
son los ingredientes para crear una imagen del destino turístico. Una imagen
que puede ser positiva o negativa en función de la experiencia vivida (Santana,
1997: 63).
Como vemos, la “incorporación al mundo corriente” no supone una
ruptura definitiva con el “tiempo intenso” de la experienciaturística. Puede
incluso suponer un nuevo momento de preparación de próximas experiencias,
que, en función de las vividas con anterioridad puede llevar al turista a repetir
destino, o a informar a amigos o familiares sobre su propia experiencia.
En este sentido, se produce una alternancia entre “tiempo profano” y
“tiempo sagrado”, repitiéndose un patrón de tiempo: la vida cotidiana encontraposición a la intensidad de la experiencia turística (Graburn, 1992: 50 - 51;
Leach, 1961: 132 - 136), tal y como queda plasmado en la figura 2.5.
Figura 2.5. Tiempo profano y tiempo sagrado (Leach, 1961: 134).

5
En el apartado 3.1.2., al hablar de la peregrinación como viaje sagrado, veremos que esta
terminología elaboradapor Arnold van Gennep (1909) se aplica también a la noción de peregrinacion.












El Modelo del Trampolín de Jafar Jafari para comprender el turismo. 1
Jafar Jafari propone un modelo sencillo pero con implicaciones muy interesantes para entender la totalidad del procceso turístico, el eje de este modelo es la experiencia del turista o viajero que pasa por una serie de...
tracking img