Un seminarista en la ss.españa: arcaduz.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1343 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CONFIA EN DIOS

Referencia: Goldman, G. (2004). Un seminarista en la SS.España: Arcaduz.

CONFÍA EN DIOS



“El señor es mi pastor, nada me falta. Aunque pase por valle tenebroso, ningún mal temeré, porque tú vas conmigo; tu vara y tu cayado, ellos me sosiegan.” (Sal. 23: 1, 4)

¿Qué loco caminaría directamente hacia las armas del enemigo? Las nubes ocultaban la montaña, lavisibilidad era escasa, estaba tan asustado y el corazón parecía latirme en la garganta, a cada momento esperaba ser descubierto y tiroteado. Me sentía tan mal que me era imposible caminar, ¡nada, nada aliviaba mi angustia y mi pavor!, había sufrido demasiado… de repente, como si alguien las empezara a pronunciar a mi lado, repetí, una y otra vez las palabras del salmo 91. [1]Gereon Goldman, un joven seminarista de la orden franciscana, durante las adversidades de la II Guerra mundial, fue un testimonio del poder de Dios por encima de la guerra [2] y de cualquier dificultad. Goldman tuvo una vida llena de adversidades y duras pruebas –desde la muerte de su madre cuando era sólo un niño- pero la gracia fue más abundante: “Donde abunda el pecado, sobreabunda la gracia “[3].Él mismo lo expresó, cuando después de las vivencias tan crudas de muerte y dolor en la guerra dijo: >. [4]

Este joven- aun después de ser reclutado a la SS, viajar a innumerables sitios, participar en diversos cargos, tomar papel de líder y de esclavo, de enemigo y amigo, ser respetado y humillado…- tenía muy claro su llamado a la santidad. El seminarista y sus hermanos franciscanos, sabíana que ejercito pertenecían: . [5]

Fe y oración

Goldman fue testigo de que los que confían en Dios, no quedan defraudados. Dios es fiel y escucha las oraciones de los que invocan su nombre. He aquí a las hermanas Solana May y Verónica, quienes durante veinte años elevaron su clamor pidiendo por el sacerdocio de Goldman, [6] seguramente recordando que Jesús dijo: “Yo os digo: «Pedid y se osdará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá” [7]y experimentaron el poder de la Fe y la oración.[8] La fe de las hermanas al interceder movió montañas en la vida del seminarista, y todo por la obra de Dios.

Purificación

¿Qué pasaba, mientras estas mujeres elevaban su oración, con el joven seminarista?, ensu camino hacia la ordenación sacerdotal, quizás sin notarlo, pasaba por un proceso de purificación. El fuego quema todo lo que no sirve, todo lo que no es grato q los ojos de Dios, y queda lo que permanece, lo que no se puede destruir y entonces se transforma en aquella figura sin mancha, en el reflejo de Cristo, fue probado como la plata al crisol:

“Había un grupo de mujeres reunidas en suestudio bíblico semanal, y mientras leían el libro de Malaquías encontraron un versículo que dice: “Y Él se sentará como fundidor y purificador de plata”, este verso les intrigó en gran manera acerca de qué podría significar esta afirmación con respecto al carácter y la naturaleza de Dios. Una de ellas se ofreció a investigar el proceso de la purificación de la plata.

Esa semana la dama llamó aun Orfebre e hizo una cita para ver su trabajo. Ella no le mencionó detalles acerca de la verdadera razón de su visita, simplemente dijo que tenía curiosidad sobre la purificación de la plata. Mientras observaba al orfebre sostener una pieza de plata sobre el fuego dejándolo calentar intensamente, él le explicaba que para refinar la plata, debía ser sostenida en medio del Fuego donde las llamasarden con más fuerza, para así sacar las impurezas. En ese momento ella imaginó a Dios sosteniéndonos en un lugar así de Caliente.–Entonces recordó una vez mas el versículo “Y Él se sentará como fundidor y purificador de plata”. Le preguntó al platero si era cierto que él debía permanecer sentado frente al fuego durante todo el tiempo que la plata era refinada. El hombre respondió-”SI” No sólo debo...
tracking img