Un viaje al pais de los matreros

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 61 (15208 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de julio de 2014
Leer documento completo
Vista previa del texto
UN VIAJE AL PAÍS
DE LOS MATREROS
(texto abreviado)

Enrique Policastro – Paisaje – Óleo sobre tela 50 cm x 35 cm

JOSE S. ALVAREZ (conocido como
Fray Mocho), nació en Gualeguaychú
(Entre Ríos) el 26 de agosto de 1858.
Falleció en Asunción (Paraguay) el 23
De agosto de 1903

1

I

PINCELADAS
La población más heterogénea y más curiosa de la república es,
seguramente, la que acabode visitar y que vive perdida entre los pajonales que
festonean las costas entrerrianas y santafesinas, allá en la región en que el Paraná
se expande triunfante.
¡Qué curioso y qué original es este gran río que lucha desesperado por
ensanchar sus dominios! ¡Cómo se defiende la tierra de sus ataques y cómo avanza
tenaz y cautelosa, aprovechando la menor flaqueza de su adversario.
Aquí, elrío impetuoso arranca de cuajo un pedazo de isla y lo arrastra
mansamente, desmenuzándolo hasta dejar en descubierto los tallos trenzados de
las lianas y camalotes que formaron su esqueleto.
Más lejos, la tierra avanza una red de plantas sarmentosas -protegida por
otra de esos camalotes cuyos tallos parecen víboras y cuyas flores carnudas,
pintadas con colores de sangre sobre fondos cárdenos,exhalan perfumes intensos
que marean- y, lentamente, va extendiendo su garra sobre el río, inmovilizando sus
olas, aprisionando los detritus que arrastra la corriente, hasta poder formar un
albardón donde la vida vegetal se atrinchera para continuar con nuevos bríos la
lucha conquistadora.
Este vaivén, esta brega de todos los instantes, da a la región una fisonomía
singular y difícil, dondecada paso es un peligro que le acecha y cuyo morador ha
tomado como característica de su ser moral, la cautela, el disimulo; es la región que
los matreros han hecho suya por la fuerza de su brazo y la dejadez de quienes
debieran impedirlo.
Pensar aquí en la Constitución, en las leyes sabias del país, en les derechos
individuales, en las garantías de la propiedad o de la vida, si no se tiene enla mano
el Smith Wesson y en el pecho un corazón sereno, es delirio de loco, una fantasía
de mente calenturienta, pues sólo impera el capricho del mejor armado, del más
sagaz o del más diestro en el manejo de las armas.
- ¿Y cómo arreglan ustedes sus diferencias -Preguntaba a un viejo cazador
de nutrias-, cómo zanjan sus dificultades?
- ¡Asigún es el envite es la rempuesta! ¡Si uno tienecartas, juega, y si no se
va a barajas!
- ¿Es decir que aquí sólo tiene razón la fuerza? -¡Ansina no más es, señor!...
¡Aquí, como en todas partes, sólo talla el que puede!
No obstante, a medida que uno sube de las tierras bajas a las altas, la vida
del hombre cambia como cambia la naturaleza que le rodea.

2

En vez de la desolación que reina en aquellos, alegran la vista en éstos
algunasaves caseras y un enjambre de muchachos que juegan bajo el alero.
En las tierras altas están los hombres de responsabilidad, los diablos que se
hacen santos, los que lucran con el esfuerzo de los nómadas sin techo y los que, a
su vez, son víctimas en las horas de escasez; en las bajas, habitan los desheredados,
los que recién llegan a la tierra de promisión donde no hay piquete de seguridadni
comisarios, donde a nadie se pregunta su nombre ni la causa que lo trae al
desierto, ni cómo va a vivir o a morir.

II

BRILLAZÓN. – EN LAS TIERRAS ALTAS
Concluimos el almuerzo, y, como los demás habitantes de la casa que me
diera momentánea hospitalidad, busqué un lugar adecuado para pasar la siesta
fatigosa: fui a tender mi manta y sobre ella mi persona, al reparo de una carreta
que,con las varas al aire, se asoleaba no lejos del palenque.
El sol quemaba.
Los perros de la casa, jadeantes, con la cola hecha un arco sobre el lomo,
atravesaban el patio de rato en rato, a un trote largo y pesado, como con pereza:
buscaban ya una sombrita donde ir a guarecerse, sin encontrarla nunca a su gusto
por más de dos minutos, o ya corrían hacia el charco que se formaba al pie del...
tracking img