Una carta politica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (464 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mi estimada Evita:
Tenemos temas que tratar que no nos podemos dar el lujo de posponer. Cuando te fuiste dijiste que ibas a volver. Te vimos pegar la vuelta millones de veces, pero como eraprevisible, parte de los millones en los que te reflejaste quedaron marginados o desaparecidos en las encarnizadas luchas fratricidas con las que quisieron condenarte al olvido. Hemos tratado de reconstruirtu sacrificio, tu sensibilidad, tu entrega, y lo único que logramos tener es un grotesco intento de benefactores alejados de las necesidades de tus humildes, de tus descamisados, de tus cabecitasnegras. Fuiste única e irreemplazable en tu pasión, en tu compromiso. Pero por sobre todas las cosas representas el orgullo de un pueblo humilde que se aferra a tu recuerdo como último recurso parapreservar ese pedazo de patria que instalaste en nuestro corazón por medio de tu amor. Los que te adoramos permanecemos alertas y predispuestos a mantener tu bandera en alto a pesar de las adversidades, delas limitaciones, de los tropiezos, de las tentaciones y de los intereses foráneos que pretenden predisponernos en tu contra, aun desde antes de tu partida.
Quiero expresarte que tratamos de mantenertu imagen tan presente como nos es posible, sin pretender entrar en el fanatismo, aunque consideramos necesario un atisbo de exageración para no perder de vista el objetivo de una patria libre, justay soberana, tal como lo imaginó tu eterno compañero, ese Perón por el que fuiste capaz de dar la vida sin tapujos ni reparos, con toda la fanática predisposición que hoy nosotros intentamos imitarpara aferrarnos a tu recuerdo de protectora de los humildes.
Te presentimos entre nosotros, en nuestro espíritu, en nuestra conciencia, tal como era tu deseo y como estamos seguros lo dispuso NuestroSeñor Jesucristo, fuente de paz y sabiduría. Nuestra esperanza se alimenta cada día con esa omnipresente protección y nuestro esfuerzo se nutre con el recuerdo de tu solidaridad. La pena de no...
tracking img