Una fábrica de monstruos educadisimos. victor frank

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (738 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
+

UNA FÁBRICA DE MONSTRUOS EDUCADISIMOS.

VICTOR FRANK

Compaginado por. JUAN URIEL RIAÑO SIACHOQUE
DOCENTE-INVESTIGADOR UNIVERSIDAD LIBRE.
CORDIDADOR I.E.D ANTONIO BARAYA J.T

Hay en mi vidaalgo que difícilmente olvidare. En 1.948, siendo yo en si un chiquillo, tuve la fortuna o la desgracia de visitar el campo de concentración de Dacha. Entonces apenas se hablaba de estos campos, queacababan de “descubrirse”, recién finalizada la segunda guerra mundial.
Ahora todos los hemos visto en miles de películas de cine y de televisión. Pero en aquellos tiempos un descubrimiento de aquellacategoría podía destrozar los nervios de un muchacho. Estuve efectivamente varios días sin poder dormir. Pero más que aquellos horrores me impresiono algo que por aquellos días leí, escrita por unaantigua residente del campo. Maestra de escuela. Comentaba que aquellas cámaras de gas habían sido construidas por ingenieros especialistas. Que las inyecciones letales las ponían médicos o enfermerostitulados. Que niños recién nacidos eran asfixiados por asistentes sanitarios competitisimos, que mujeres y niños habían sido fusilados por gentes con estudios. Por doctores y licenciados. Y concluía:“Desde que me di cuenta de esto, sospecho de la educación que estamos impartiendo”.

Efectivamente hechos como los del campo de concentración y otros muchos me siguen produciéndose obligan a pensar que laeducación no hace descender los grados de barbarie de la humanidad. Que pueden existir monstruos educadísimos. Que un titulo ni garantiza la felicidad del que lo posee, ni la piedad de sus actos.Que no es absolutamente cierto que el aumento del nivel de cultura garantice un mayor equilibrio social o un clima más pacifico en las comunidades. Que no es verdad que la barbarie sea hermana gemelade la incultura. Que la cultura sin bondad puede engendrar otro tipo de monstruosidad más refinada, pero no por ello menos monstruosa. Y tal vez más.

¿Estoy, con ello, defendiendo la incultura,...
tracking img